Las Crónicas de Lola: El Feminismo

enero 16, 2014
No se confundan!!!

No se confundan!!!

Un sábado cualquiera sentadas en un balcón de la Capital, Lola y Fifa se encuentran  tomando un vinito y tratando de entender por qué Beyonce se volvió “vegan”, porque una mujer con tantos cuartos no tiene necesidad de ahorrar en carne.

-Lola, ¿qué tú vas a hacer mañana? Porque hay una manifestación feminista en el Parque Independencia, a ver si tú me quieres acompañar.

-¿¡Pero tú te estás volviendo loca?! Pero tú no sabes que el feminismo es un movimiento de un par de locas, que aparte locas, tienen bigotes y no se peinan.

-¡Pero Lola! ¿Cómo te atreves a decir eso? ¿Cómo osas echar por la borda años de lucha para la igualdad?

-Es que ahí es que la gente se equivoca, yo no estoy en contra de la igualdad de oportunidades, lo que me choca es que ahora este movimiento neo-feminista no busca igualdad, ahora lo que hay es un fanatismo y un deseo de demostrar supremacía, y yo estoy muy clara: igualdad sí, pero cada quien tiene su rol: hombre y mujer, y ambos son diferentes.  A mí me podrán caer encima todas las mujeres del mundo pero yo no comulgo con eso de querer demostrar que somos hombres, porque no lo somos.

-Quien te escucha cree que tú eres una mantenida. Una mujer como tú, estudiada, viajada, que todo lo ha conseguido por sí misma, me extraña que me salgas ahora con eso.

-Es que yo soy independiente, no feminista.  Yo creo en el 50/50, en que ambos demos lo mejor y echemos para adelante, pero a mí no me vengan con esa versión de la supremacía feminista, que eso no es más que un grupo de mujeres feas, que no tienen más remedio que pensar así porque no levantan. No tienen quien les abra las puertas de carro, les cargue las fundas y le pague las cuentas.  Mira a Beyonce, una mujer exitosa, con muchísimo dinero propio, ¡¿tú te crees que ella paga la luz de su casa?! Nooooo mi amor, eso es Jay-Z.  Ese grupo que hoy se abandera del feminismo fanático, el día que se consiga un marido que las quiera, las añoñe, les cumpla los antojitos y las ponga contentas, no va a tener tiempo de salir en el programa de Consuelo voceando como una desgaritada que “Las Mujeres Somos Más”; mucho menos a participar en manifestaciones.  Al contrario, le encontrarán sentido a la vida y reconocerán la importancia de una buena esteticista.

-Lola, contigo no se puede.

-Llévate de mí, que ese pseudo-movimiento no es más que un gancho. El día que esas mujeres se consigan su varón, cuando les preguntes por el feminismo te dirán que eso fue una etapa, que la vida es más que eso; y de una vez les entrarán ganas de peinarse, cortarse las puntas y depilarse el “candao”.


Las Crónicas de Lola: Las Amigas Peligrosas

noviembre 8, 2013
Uh Uh Uh Uh... ningún, ningún

Uh Uh Uh Uh… ningún, ningún

- Pero ven acá Lola, ¿y Ramón?

- ¡Ay no mi amor!, a Ramón le retiré la camiseta como dicen, porque yo no soy relajo de nadie.

- ¿Pero,  y cómo así?

- Es que yo no comulgo con eso de que el marido de una ande por ahí de arriba para abajo con amigas sospechosas,

- ¿“Amigas sospechosas”, y cuáles son esas?

- ¡Pero esa pregunta se cae de la mata! Existen unos tipos de “amiga” que el varón de una no puede tener, porque uno tiene que salvaguardar la relación, ser precavida y andar viva, que cualquiera de esas “anmigas”  en lo que tú miras para el lado te roba el marido y ni cuenta te diste. Después de muchos años de expeciencia, yo no acepto que mi marido tenga amigas que caigan en las siguientes categorías:

1. Mujeres solteras, con muchos cuartos y que no trabajan.  Este espécimen lo que más tiene es tiempo y dinero para beber y pasarse el día dando rueda en jeepeta quemando gasolina. Nadie sabe de donde saca el efectivo, y corren rumores de que un funcionario la mantiene. Les encanta coger carretera y cruzar el peajes.

2. Mujeres con un novio que nada más lo conoce ella. Me explico: ella supuestamente tiene un novio, al que ama con locura, pero nadie lo ha visto, nadie lo conoce.  Esta amiga cuando se arma cualquier actividad siempre llega sola y anda buscando bola para llegar a su casa porque a ella “no le gusta manejar sola y de noche”. Esta especie es muy peligrosa, porque pica por abajito.  Aquí también podemos incluir a la mujer cuyo marido viaja mucho por trabajo, porque esas tienen un vacío que llenar.

3.Promotoras: Nunca, nunca, nunca amigas promotoras, mucho menos de bebidas energizantes.

4. Mujeres solteras, relambías, cariñosas, bebedoras y que nada más andan en ropa corta. Como soltera al fin, esta mujer no tiene problema de horario para andar. Mientras las otras mujeres están buscando a los muchachos en el colegio ella está “tirando” frias en el car wash de la Churchill, bebiendo a pico de botella y haciendo muecas con el trago, lo cual es el símbolo internacional de la mujer vagabunda.

Pero la lista no se queda ahí, nunca confíes en una “mejor amiga” de tu marido que tenga crédito donde Correa, que pite con dos dedos en la boca o doblando la lengua. Tampoco es buena si ha ido a Máximo Playa, si ella considera ropa de oficina un escote hasta el ombligo y usa ropa de brillo para ir a trabajar. Y mucho menos la que cuando suena “Cosas de él” de Mirian Cruz vocea “diablo que disco” y le da un manoplazo a la mesa.

- ¡Pero hay que ver que tu eres una mujer machista, retrógrada y atrasada! Por eso es que yo digo que esta sociedad va para atrás.

- Unju… sí… yo seré muy atrasada, pero el día que Pepe te presente una “amiga” y al preguntarle qué hace, la mujercita te salte con que ella baila, y no ballet, sino de noche, con poca ropa y de brillo, te apuesto que ahí mismo se te quita lo feminista, evolucionada y avanzada….   Anda viva, Fifa… Anda viva!


I’m Back!!! (…Espero)

octubre 7, 2013
I'm Back and Bringing it!

I’m Back and Bringing it!

Diablo! Pero yo no escribo desde Marzo! Es cierto eso que dicen de que a uno se le pasa el tiempo y no se da cuenta, que el tiempo pasa volando y que cuando uno viene a ver ya estamos en diciembre. Siempre y cuando uno no esté esperando en el consultorio del médico con el celular descargado, porque amigo… eso sí es fuerte!

La gente que sabe de esto (escritores, poetas, wannabes y demás hierbas aromáticas), cuando no tienen nada que escribir dicen que la musa se les fue, pero para dónde? Y mucho más importante, qué carajo es una musa?, porque lo único que yo conozco parecido a eso es el musú, y eso sirve para bañarse y “descotarse” el cuello, con mucho cuidado de no estrujarse muy duro porque fácil que se le va un pedazo. Mi amigo Carlitos me regaló un musú el año pasado, pero justo al otro día me enfermé y no pude usarlo, yo debería buscarlo porque eso debe estar por ahí en casa y ese asunto exfolia hasta los pensamientos!

Pero volviendo al tema que nos ocupa, el caso es que me quedé sin historias, me quedé sin palabras, y los meses pasaron y mi “musú” no aparece. Algo triste para alguien que no es escritor pero disfruta escribir. Y aunque a diaro me digo: “mañana escribiré algo” la realidad es que mañana llega y yo sigo en blanco.

Escuché en algún lugar que los motores que impulsan a escribir son dos, los mismos que nos impulsan a nosotras las mujeres a cortarnos el cabello o darnos un tinte extraño: cuando estamos felices o cuando nos está llevando er diablo.

Esto es un poco problemático, porque cuando uno anda arrastrando los mocos y amargada poniendo a Romeo en los audífonos para que nadie sepa que uno escucha bachata, lo más probable es que salgan de la pluma historias deprimentes o cargadas de desdén; cuando el caso es contratio y estamos feliz como lombriz (cosa que nunca he entendido porque el mero objetivo de la existencia de la lombriz es que una gallina se la coma), se tiende el riesgo a sonar cursi, ridículo y plagoso. Entónces, no sé si estoy muy de acuerdo con esta teoría. (Aunque debo reconocer que las cosas que más me han gustado las he escrito cuando estoy decacaréndome de sufrimiento, pero ésas no las publico).

Yo pienso que uno escribe cuando quiere hacerlo, sin importar el estado en que se encuentre. Algunas cosas quedarán bien, otras no. Lo importante es hacer el compromiso de esribir con el corazón, con la emoción que brinda el saber que en algún lugar a alguien le llegó lo que escribiste, que alguien se ha identificado con un escrito, o que le has hecho sonreir.

Creo que la mejor recompensa que puede recibir quien escribe es despertar una emoción en quien nos lee, independientemente del tipo que sea, de otra forma esto es sólo palabras que se pierden en el papel. Por eso cuando alguien me ve y me pregunta dónde estoy, me dice que le hace falta algo nuevo en el blog, me llena de una contentura parecida a cuándo veo el Instagram de Adam Levine.

Así que les mando un abrazo a quienes me leen y constantemente me preguntan cuándo regreso… guess what? Ya Regresé.

(O como diría Britney: I’m Back Bitches)


Las Crónicas de Lola: Los años no llegan, los años se ganan

marzo 11, 2013

 imz-jea0036

- Pero, y esta arruga?!

Esa fue la exclamación al verse marcada en la cara una tenue línea de expresión que se asomaba en el arco de su sonrisa. Algo casi imperceptible para el ojo humano común, pero un cráter de  enormes dimensiones en los ojos de Lola.

-  Aló? Fifa? Esto no puede ser,  es una desgracia! Por qué tú no me habías dicho que yo tengo la cara cual ciruela pasa de bizcocho navideño?  Nunca pensé que llegaría el momento en que diría esto: Consigue el teléfono de doctor de la Tania Báez, Jesús no es que se llama?

-  Mi madre que tú tienes que ser loca. Cuál arruga?

- A mí hay que ponerme Botox, es más, a mí hay que  “jalarme” estos pellejos. No puede ser que yo ande por la vida caminando así!  Esas cosas no se arreglan con dieta y en el gimnasio, a eso hay que darle cuchilla.

-  Lola deja la locura,  que la edad se lleva por dentro, en el espíritu, y si por eso es, tú estás bastante jovencita! 

- Y qué hago yo con llevar la juventud por dentro cuando por fuera me estoy descacarando como las paredes del Huacalito?  Claro, esto no pasara si yo fuera un hombre, porque para los hombres sí vale eso de que son tan jóvenes como se siente;  pero para las mujeres no, para nosotras somos tan viejas como nos vemos.  Si cuando la gente me dice “hace 10 años” yo de una vez pienso en los 90’s. Estoy vieja Fifa! El próximo paso es jugar Bingo los viernes hasta que me toque ir al Geriátrico.

- Y es que tú quieres tener 20 de nuevo? Vivir con todas las inseguridades que eso conlleva? Ya se te olvidó el trabajo que se pasa siendo joven y sin experiencia. Y de paso recuerda lo feas y desgreñadas que andábamos en esa época, la década con la moda más fea del mundo.  Yo creo que la edad es un precio bajo que pagamos por madurar.  Las arrugas sólo indican donde han estado las sonrisas, y en tu caso han sido muchas.  Esta es la edad en la que finalmente sabemos dónde tenemos nuestras cabezas, aunque otras partes del cuerpo esten cambiando de lugar.  Todos queremos una larga vida, pero no queremos llegar a viejos.

Después de un examen de conciencia agotador, y un suspiro prolongado, Lola entendió que la edad de las personas es algo impresionante, es lo que resume su vida, una madurez que llega lentamente y en contra de todos los obstaculos, formada por los deseos, esperanzas, arrepentimientos, amores e incluso momentos olvidados. La edad no es más que el privilegio de aprender de experiencias y recuerdos.

Si mis músculos duelen es porque los he usado, porque he vivido y he amado, he bailado y he cantado, he sudado y me he tendido bajo muchos días soleados; sin dejar de meter la pata en incontables ocasiones y es que hacernos viejos no es malo, es algo que me he ganado!

Al final del día, como dijo Douglas MacArthur,  somos tan jóvenes como nuestra fe, tan viejos como nuestras dudas; tan jóvenes como nuestra confianza en nosotros mismos y tan viejos como nuestros miedos; tan jóvenes como nuestros anhelos y tan viejos como nuestra desesperanza

 


6 Cosas que Aprendí de los Avatars en Twitter

octubre 4, 2012

Twitter Avatars

Dicen por ahí “no crean en avatars”, y es que muchas veces se suben fotos tan modificadas, que ni mostrando la cédula se puede creer que la foto es del usuario en cuestión.  Es por eso que me dediqué a observar y este proceso trae consigo un aprendizaje.  Les dejo con las 6 cosas que aprendí viendo fotos en Twitter.

1.  El que usted modifique y modifique una foto, le ponga un brilito, le quite una sombra, se arregle el espacio entre los dientes como en las vallas de la campaña de Margó, no va a cambiar para nada la forma en que usted se ve. Cuando la gente la conozca se dará cuenta de que usted es fea, y el que ya la conoce cuando vea la foto dirá “Bárbaro! Fulana se pasó con el fotochó!”

2.  El que le dijo a usted que subir una foto, to’ suda’o acabando de salir del gimnasio es algo sexy, y que hará que las mujeres se vuelquen en DMs para usted, estaba muy equivocado. A menos que usted sea David Beckham o alguien parecido, deje de privar en chulo! Si usted no va a poner fotos de su six pack marcadito-marcadito, no nos insulte.  Es lo mismo que una mujer con los senos en el ombligo se ponga a subir fotos topless… verdad que no le gustaría? Líbrenos de semejante espectáculo desagradable.

3.  Yo quisiera saber quien fue que le dijo a las mujeres que ahora tirarse una foto mirando de lado y con la boca como un fui de gallina es sensual?  O que tirarse una foto en “ángulo” desde arriba y estericando la mano de forma que sólo se le vea la cara, hará que usted se vea flaca?  A la gente tambien en la cara se le ve que es gordita (no es criticando, que también era gordita)

4.  Fotos en Bikinis acostadas: Amiga, ese truco lo uso yo también, acostadas todas nos vemos sin barriga.  No estamos engañando a nadie.

5.  Es muy conveniente subir fotos cuando estamos en sitios “nice”:  “@Romana” (Sin “La”, nunca he entendido eso), “@CapCana”, “@Miami”.  Pero cuando estamos en sitios pupulares… a nadie se le ocurre decir nada.

6.  Fotos en ropa interior, con cara como que acaban de “deflecarla”, y poner en su “Bio” que es la princesa de Dios? Jum… a menos que Dios sea el nombre un piano bar donde usted trabaja, deje su locura y sea coherente. Que todo el mundo sabe que usted anda “buscando mention”.

Por último, una sugerencia:  No ponga fotos de muñequitos, ponga una foto suya que todos queremos saber cómo se ve.  Eso sí…. Sin “truqueo” que eventualmente nos daremos cuenta.


Bárbaro! Me atracaron!

septiembre 15, 2012

 

Hasta cuándo?

No sé ni como comenzar a escribir este post, si con la impotencia que siento, el enojo, el miedo que ahora me acompaña cada vez que tengo que caminar sola, o simplemente el agradecimiento que siento porque no me pasó nada más. 

Y es como dicen por ahí, cuando te toca te toca. Estaba saliendo para la oficina, no debía hacerlo puesto que en ese mismo día iniciaba mis vacaciones, pero había quedado en hacerle un favor a un amigo/cliente así que retrasé las vacaciones un par de días para poder completar el trabajo que había iniciado. 

No sentí cuando la motocicleta se me acercó y cuando escuché el sonido los dos tipos que iban en ella ya estaban prácticamente al lado de mi. El que iba detrás se desmontó rápidamente y me indicó que no hiciera ruido, me dijo que le diera el reloj y yo extendí la mano y él mismo me lo quitó. Paso seguido me dijo que le diera la cartera y yo extendí la otra mano y se la di. No sé de dónde me salió decirle que se llevara el monedero y me dejara la cartera porque era nueva (hay que ver que uno no piensa y reacciona de formas impredecibles en situaciones como esa). No recuerdo lo que me dijo el tipo, pero se metió mi cartera debajo del poloshirt, se montó de nuevo en el motor y arrancaron. Justo en ese momento me entraron los nervios, no podía hablar y sólo pensaba en qué me habría pasado si yo no hubiese reaccionado con esa aparente calma.

Entré a mi casa, mami casi se muere cuando le conté. Yo todavía me sentía incrédula, es que no salía de la sorpresa de que esto me haya pasado a mí. Yo no vivo en un barrio “caliente” como dicen, yo vivo en una zona residencial, al a gente que vive en sitios tranquilos supuestamente estas cosas no les pasan… supuestamente.

Aunque yo no tenía dinero en mi cartera, ahí iban mis documentos, mi maquillaje (usted sabe en cuánto sale reponer todo su maquillaje… tire números que eso no sale barato), y el sadwich de mi desayuno; y aunque me sentía sumamente impotente, sonrei al pensar que al revisar no encontrarían nada de valor ahí dentro, que su intento de “ganarse el sustento” no fue fructífero. Aunque el reloj sí vale algo, no creo que lo puedan vender por mucho, es un reloj robado.

Estoy enojada, me siento triste, me siento insegura. No puedo estar en mi calle, no puedo caminar frente a mi casa. Hasta donde hemos llegado? Me da miedo que mami se siente en la galería de mi casa, por temor a que alguien llegue y le haga algo. Dónde estan las autoridades, dónde estan las personas que deben asegurarse de que los delincuentes esten tras las rejas? Si cuando ellos los meten presos los sueltan al otro día. Ya los conocen. La policía saben quienes son y los dejan salir de una vez.

Me dieron deseos de tener una pistola y “vacearsela” encima a mis atracadores. Sin embargo esto no resuelve nada. Nuestra sociedad está tan dañada que ya no hay respeto a la vida, te pegan un tiro por una cadena o un celular. Estamos educando a quienes vienen creciendo bajo el entendido de que una vida no vale nada? Estamos enseñando que mientras más facil se consigan las cosas, mejor será?

Cojollo! tanto que jodió papi para que uno estudiara, para que uno consiguiera un trabajo!!! Y no era que nos estaba llevando er diablo o que los 400 pesos que yo le daba a mami dizque “para los gastos de la casa” con mi primer trabajo, fueran necesarios, No. Es porque estaban ejercitando mi responsabilidad, enseñandome a ser consciente del valor del dinero y que lo que quieres debes ganarlo honestamente. 

Es acaso tan dificil pasar estos valores a las emergentes generaciones? Es que los valores ya no tienen valor?

Estoy perdiendo la fe en mi país.


50 Shades of Grey (Cont.)

septiembre 6, 2012

(Parte 2 del articulo y final)

Yo no le digo que no se pueda, en un fin de semana de locura pasarse el día encuero entregada a las pasiones del amor con su pareja, giving table a toda hora. Que chulería! Que cosa tan hermosa! Pero es eso es una eventualidad, un día. Y usted lo sabe. El cuerpo es una máquina que necesita descanso. No todo lo que se ve en las películas porno es así, eso es editado, no sea loca, que usted sabe bien que eso no es real. Cuídese de un calambre. No todo el mundo tiene seguro médico y es muy fuerte llegar a la emergencia de la clínica y tener que explicar como se partió el “nié”.

Otra cosa, la narrativa de las escenas de sexo no está de nada. Es aburrido (nadie le dice dizque “down there” a la cuca cuando está en eso, ni nadie quiere leerlo tampoco, uno lo que quiere es gritar que le rompan el…. ). Todo muy repetitivo. De hecho a partir del segundo libro me aburrían las escenas donde se describían las relaciones sexuales. Olvidé las veces que la “Inner Goddess” de Ana fue mencionada, y honestamente ya me tenía jarta. Quería ajorcarla con el elástico de sus mismos panties.

Por más que lo adornaran con látigos, esposas, corbatas, fustas, butt-plugs, nipple clips, o cualquiera de los juegos que Grey le quisiera poner, meter, enganchar, enchufar a Ana en sus sesiones de “kinky fuckery”, ustedes me excusan pero: bleh!

Dándole el beneficio de la duda al libro, quizás puedo decir que es lectura entretenida, ligera, algo para leer sin ningún tipo de enriquecimiento o beneficio. Pero me detengo a pensar que ni siquiera eso. Es que la forma tan ligera en la que se tratan problemas como la co-dependencia, el abuso, los problemas de personalidad envía un mensaje erróneo al lector. Eso no es algo simple o sencillo, los problemas emocionales graves no son algo que se puedan resolver de la noche a la mañana, por arte de magia y porque sí. Esos son problemas serios del ser humano, que deben ser abordados de una forma realista y responsable.

Por último: No entiendo cómo en la cabeza de cualquier mujer cabe que la relación entre los protagonistas de esta “novela” es la relación que desearían tener, o que ahora sueñan con encontrarse un hombre así. Yo prefiero un chico normal, que me quiera y me apapache, a un loco al que ni siquiera le puedo poner la mano. Ahhh es que no les había dicho: al tipo no se le puede poner la mano! Ella se pasa dos libros y medio teniendo relaciones sexuales con él, pero sin ponerle la mano, sólo en el cabello.

Cuando inicié la lectura del primer libro lo hice con muchas espectativas, a medida que la historia se volvía débil y predecible fui perdiendo el interés, sin embargo como yo tengo que terminar las cosas, pues lo leí completo. Además en algún lugar de mi cabeza yacía la esperanza de que el libro mejorara. Sin embargo no fue así. Es pupú literaria en su máxima expresión y sobre todo mal escrito (la autora como que no es muy diestra tratando de llevar una línea coherente en la escritura).

Si usted quiere leerlo, no soy quien para decirle que no lo haga. Yo sinceramente extraño las 50 neuronas que perdi.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.