Las Crónicas de Lola: El Feminismo

No se confundan!!!

No se confundan!!!

Un sábado cualquiera sentadas en un balcón de la Capital, Lola y Fifa se encuentran  tomando un vinito y tratando de entender por qué Beyonce se volvió “vegan”, porque una mujer con tantos cuartos no tiene necesidad de ahorrar en carne.

-Lola, ¿qué tú vas a hacer mañana? Porque hay una manifestación feminista en el Parque Independencia, a ver si tú me quieres acompañar.

-¿¡Pero tú te estás volviendo loca?! Pero tú no sabes que el feminismo es un movimiento de un par de locas, que aparte locas, tienen bigotes y no se peinan.

-¡Pero Lola! ¿Cómo te atreves a decir eso? ¿Cómo osas echar por la borda años de lucha para la igualdad?

-Es que ahí es que la gente se equivoca, yo no estoy en contra de la igualdad de oportunidades, lo que me choca es que ahora este movimiento neo-feminista no busca igualdad, ahora lo que hay es un fanatismo y un deseo de demostrar supremacía, y yo estoy muy clara: igualdad sí, pero cada quien tiene su rol: hombre y mujer, y ambos son diferentes.  A mí me podrán caer encima todas las mujeres del mundo pero yo no comulgo con eso de querer demostrar que somos hombres, porque no lo somos.

-Quien te escucha cree que tú eres una mantenida. Una mujer como tú, estudiada, viajada, que todo lo ha conseguido por sí misma, me extraña que me salgas ahora con eso.

-Es que yo soy independiente, no feminista.  Yo creo en el 50/50, en que ambos demos lo mejor y echemos para adelante, pero a mí no me vengan con esa versión de la supremacía feminista, que eso no es más que un grupo de mujeres feas, que no tienen más remedio que pensar así porque no levantan. No tienen quien les abra las puertas de carro, les cargue las fundas y le pague las cuentas.  Mira a Beyonce, una mujer exitosa, con muchísimo dinero propio, ¡¿tú te crees que ella paga la luz de su casa?! Nooooo mi amor, eso es Jay-Z.  Ese grupo que hoy se abandera del feminismo fanático, el día que se consiga un marido que las quiera, las añoñe, les cumpla los antojitos y las ponga contentas, no va a tener tiempo de salir en el programa de Consuelo voceando como una desgaritada que “Las Mujeres Somos Más”; mucho menos a participar en manifestaciones.  Al contrario, le encontrarán sentido a la vida y reconocerán la importancia de una buena esteticista.

-Lola, contigo no se puede.

-Llévate de mí, que ese pseudo-movimiento no es más que un gancho. El día que esas mujeres se consigan su varón, cuando les preguntes por el feminismo te dirán que eso fue una etapa, que la vida es más que eso; y de una vez les entrarán ganas de peinarse, cortarse las puntas y depilarse el “candao”.