Las Crónicas de Lola: Conociendo La Casa

canstock25422528

Después de empacar alguna que otra ropita, porque tenía la Esperanza de que en ese fin de semana el uso de ropa fuera poca, limitada y prácticamente inexistente, Lola se prepara para irse, por primera vez, de fin de semana fuera de la ciudad con su varón que le movía la alfombra y que le mandaba emails bonitosos a las 5am.

Pero como no todo es lindo, como el diablo no duerme nunca… ese día en el trabajo hubo menú mejicano.  Esto quizás no le diga mucho a mucha gente, pero nunca se debe comer aguacate, habichuelas, cebolla y crema agria ante de una cita romántica, eso es un NO grandísimo, eso es una bomba de tiempo.  Pero la vida es así y Lola se abrochó sus tacos.

Llegando al lugar de la escapada romántica se comienza a sentir ese cosquilleo en el estómago, esa sensación que te hace pensar que no hay mañana, que va a explotar y no de alegría.  No nos confundamos que no era amor… era un cólico.  Pero no uno cualquiera, una cosa tipo terremoto de 7.5, y con réplicas.

El asunto es que hay que fingir.  Con tan poco tiempo de salir, uno no puede demostrarle al pretendiente que uno va al baño, es más el pretendiente debe pensar que uno tiene el behind de lujo, para que no se le caigan los panties, y que cuando uno hace pipí las hadas la secan con un abanico.  Luego habrá tiempo para ese tipo de “coloquialidades”.  Pero ahora mismo, en ese instante, NO.

Oh Sorpresa! El novio se ofrece a preparar la cena: una lasagna mejicana, que no es más que los ingredientes de la lasagna pero con tortillas en lugar de pasta, y muuuuucho bacon, mucho, mucho, y mucho.  Y Lola con la sonrisa forzada y las piernas apretadas sólo pudo decir “qué rico!”, mientras pensaba “esa me la como yo aunque amanezca con suero en la UCE de San Pedro, porque a este hombre no le reboto yo una comida ni loca, mejor que me intuben”.

Mientras exploraba la casa, buscaba con desesperación un baño y el único que está en la planta baja está al lado de la cocina, así que de inmediato queda descartado, en caso de que se presente un espectáculo sonoro, porque no hay nada más imprudente que el cuerpo humano cuando uno quiere que se comporte con discreción.

Con la excusa de subir los bultos, al llegar a la planta alta, subiendo los escalones de dos en dos, con dos bultos y unos tacos guay mi mai, se tranca en uno de los baños. Y de repente todas las pesadillas que uno pudiera tener se hacen realidad, y no me refiero a que entró un asesino en serie con una máscara de Hockey, tampoco me refiero a que apareció una cucaracha voladora (que dicho sea de paso es la pesadilla más atroz)… Me refiero al “click” que hace la palanquita del baño, seguido por un silencio inusual … “ Mierda!! No hay agua!!!”.

Es en esos momentos de crisis que la mente se pone creativa: abre la llave del lavamanos y nada.  Le quita la tapa al tanque del inodoro y está sequecito, como última opción abre la ducha y comienza a salir un hilito de agua.  Bien! Pero y ahora? Lola no puede bajar a buscar una cubeta… su caballero andante se va a dar cuenta, y antes muerta.  Mira a todos los lados desesperadamente y le quita la funda al zafacón, lo mete en la bañera y comienza el leve llenado que duró como 10 minutos, pero bien que se sintió como una hora.  Pero al final el plan, la espera y la desesperación valió la pena, se resolvió el problema.

Yo creo que Lola en su vida nunca había sudado tanto, nunca! Ni cuando se fue sin desodorante al gimnasio y tuvo que llenarse los sobacos de Glade, había estado tan nerviosa.  Luego de agarrar un chin de aire, baja a la cocina con la cara risueña y livianita.

– Lola, tenías rato allá arriba, pasa algo?

– No… Conociendo la casa.  Muy bonita. Muy bonita.

Anuncios

Las Crónicas de Lola: El Feminismo

No se confundan!!!

No se confundan!!!

Un sábado cualquiera sentadas en un balcón de la Capital, Lola y Fifa se encuentran  tomando un vinito y tratando de entender por qué Beyonce se volvió “vegan”, porque una mujer con tantos cuartos no tiene necesidad de ahorrar en carne.

-Lola, ¿qué tú vas a hacer mañana? Porque hay una manifestación feminista en el Parque Independencia, a ver si tú me quieres acompañar.

-¿¡Pero tú te estás volviendo loca?! Pero tú no sabes que el feminismo es un movimiento de un par de locas, que aparte locas, tienen bigotes y no se peinan.

-¡Pero Lola! ¿Cómo te atreves a decir eso? ¿Cómo osas echar por la borda años de lucha para la igualdad?

-Es que ahí es que la gente se equivoca, yo no estoy en contra de la igualdad de oportunidades, lo que me choca es que ahora este movimiento neo-feminista no busca igualdad, ahora lo que hay es un fanatismo y un deseo de demostrar supremacía, y yo estoy muy clara: igualdad sí, pero cada quien tiene su rol: hombre y mujer, y ambos son diferentes.  A mí me podrán caer encima todas las mujeres del mundo pero yo no comulgo con eso de querer demostrar que somos hombres, porque no lo somos.

-Quien te escucha cree que tú eres una mantenida. Una mujer como tú, estudiada, viajada, que todo lo ha conseguido por sí misma, me extraña que me salgas ahora con eso.

-Es que yo soy independiente, no feminista.  Yo creo en el 50/50, en que ambos demos lo mejor y echemos para adelante, pero a mí no me vengan con esa versión de la supremacía feminista, que eso no es más que un grupo de mujeres feas, que no tienen más remedio que pensar así porque no levantan. No tienen quien les abra las puertas de carro, les cargue las fundas y le pague las cuentas.  Mira a Beyonce, una mujer exitosa, con muchísimo dinero propio, ¡¿tú te crees que ella paga la luz de su casa?! Nooooo mi amor, eso es Jay-Z.  Ese grupo que hoy se abandera del feminismo fanático, el día que se consiga un marido que las quiera, las añoñe, les cumpla los antojitos y las ponga contentas, no va a tener tiempo de salir en el programa de Consuelo voceando como una desgaritada que “Las Mujeres Somos Más”; mucho menos a participar en manifestaciones.  Al contrario, le encontrarán sentido a la vida y reconocerán la importancia de una buena esteticista.

-Lola, contigo no se puede.

-Llévate de mí, que ese pseudo-movimiento no es más que un gancho. El día que esas mujeres se consigan su varón, cuando les preguntes por el feminismo te dirán que eso fue una etapa, que la vida es más que eso; y de una vez les entrarán ganas de peinarse, cortarse las puntas y depilarse el “candao”.

Las Crónicas de Lola: Las Amigas Peligrosas

Uh Uh Uh Uh... ningún, ningún

Uh Uh Uh Uh… ningún, ningún

– Pero ven acá Lola, ¿y Ramón?

– ¡Ay no mi amor!, a Ramón le retiré la camiseta como dicen, porque yo no soy relajo de nadie.

– ¿Pero,  y cómo así?

– Es que yo no comulgo con eso de que el marido de una ande por ahí de arriba para abajo con amigas sospechosas,

– ¿“Amigas sospechosas”, y cuáles son esas?

– ¡Pero esa pregunta se cae de la mata! Existen unos tipos de “amiga” que el varón de una no puede tener, porque uno tiene que salvaguardar la relación, ser precavida y andar viva, que cualquiera de esas “anmigas”  en lo que tú miras para el lado te roba el marido y ni cuenta te diste. Después de muchos años de expeciencia, yo no acepto que mi marido tenga amigas que caigan en las siguientes categorías:

1. Mujeres solteras, con muchos cuartos y que no trabajan.  Este espécimen lo que más tiene es tiempo y dinero para beber y pasarse el día dando rueda en jeepeta quemando gasolina. Nadie sabe de donde saca el efectivo, y corren rumores de que un funcionario la mantiene. Les encanta coger carretera y cruzar el peajes.

2. Mujeres con un novio que nada más lo conoce ella. Me explico: ella supuestamente tiene un novio, al que ama con locura, pero nadie lo ha visto, nadie lo conoce.  Esta amiga cuando se arma cualquier actividad siempre llega sola y anda buscando bola para llegar a su casa porque a ella “no le gusta manejar sola y de noche”. Esta especie es muy peligrosa, porque pica por abajito.  Aquí también podemos incluir a la mujer cuyo marido viaja mucho por trabajo, porque esas tienen un vacío que llenar.

3.Promotoras: Nunca, nunca, nunca amigas promotoras, mucho menos de bebidas energizantes.

4. Mujeres solteras, relambías, cariñosas, bebedoras y que nada más andan en ropa corta. Como soltera al fin, esta mujer no tiene problema de horario para andar. Mientras las otras mujeres están buscando a los muchachos en el colegio ella está “tirando” frias en el car wash de la Churchill, bebiendo a pico de botella y haciendo muecas con el trago, lo cual es el símbolo internacional de la mujer vagabunda.

Pero la lista no se queda ahí, nunca confíes en una “mejor amiga” de tu marido que tenga crédito donde Correa, que pite con dos dedos en la boca o doblando la lengua. Tampoco es buena si ha ido a Máximo Playa, si ella considera ropa de oficina un escote hasta el ombligo y usa ropa de brillo para ir a trabajar. Y mucho menos la que cuando suena “Cosas de él” de Mirian Cruz vocea “diablo que disco” y le da un manoplazo a la mesa.

– ¡Pero hay que ver que tu eres una mujer machista, retrógrada y atrasada! Por eso es que yo digo que esta sociedad va para atrás.

– Unju… sí… yo seré muy atrasada, pero el día que Pepe te presente una “amiga” y al preguntarle qué hace, la mujercita te salte con que ella baila, y no ballet, sino de noche, con poca ropa y de brillo, te apuesto que ahí mismo se te quita lo feminista, evolucionada y avanzada….   Anda viva, Fifa… Anda viva!

Las Crónicas de Lola: Los años no llegan, los años se ganan

 imz-jea0036

– Pero, y esta arruga?!

Esa fue la exclamación al verse marcada en la cara una tenue línea de expresión que se asomaba en el arco de su sonrisa. Algo casi imperceptible para el ojo humano común, pero un cráter de  enormes dimensiones en los ojos de Lola.

–  Aló? Fifa? Esto no puede ser,  es una desgracia! Por qué tú no me habías dicho que yo tengo la cara cual ciruela pasa de bizcocho navideño?  Nunca pensé que llegaría el momento en que diría esto: Consigue el teléfono de doctor de la Tania Báez, Jesús no es que se llama?

–  Mi madre que tú tienes que ser loca. Cuál arruga?

– A mí hay que ponerme Botox, es más, a mí hay que  “jalarme” estos pellejos. No puede ser que yo ande por la vida caminando así!  Esas cosas no se arreglan con dieta y en el gimnasio, a eso hay que darle cuchilla.

–  Lola deja la locura,  que la edad se lleva por dentro, en el espíritu, y si por eso es, tú estás bastante jovencita! 

– Y qué hago yo con llevar la juventud por dentro cuando por fuera me estoy descacarando como las paredes del Huacalito?  Claro, esto no pasara si yo fuera un hombre, porque para los hombres sí vale eso de que son tan jóvenes como se siente;  pero para las mujeres no, para nosotras somos tan viejas como nos vemos.  Si cuando la gente me dice “hace 10 años” yo de una vez pienso en los 90’s. Estoy vieja Fifa! El próximo paso es jugar Bingo los viernes hasta que me toque ir al Geriátrico.

– Y es que tú quieres tener 20 de nuevo? Vivir con todas las inseguridades que eso conlleva? Ya se te olvidó el trabajo que se pasa siendo joven y sin experiencia. Y de paso recuerda lo feas y desgreñadas que andábamos en esa época, la década con la moda más fea del mundo.  Yo creo que la edad es un precio bajo que pagamos por madurar.  Las arrugas sólo indican donde han estado las sonrisas, y en tu caso han sido muchas.  Esta es la edad en la que finalmente sabemos dónde tenemos nuestras cabezas, aunque otras partes del cuerpo esten cambiando de lugar.  Todos queremos una larga vida, pero no queremos llegar a viejos.

Después de un examen de conciencia agotador, y un suspiro prolongado, Lola entendió que la edad de las personas es algo impresionante, es lo que resume su vida, una madurez que llega lentamente y en contra de todos los obstaculos, formada por los deseos, esperanzas, arrepentimientos, amores e incluso momentos olvidados. La edad no es más que el privilegio de aprender de experiencias y recuerdos.

Si mis músculos duelen es porque los he usado, porque he vivido y he amado, he bailado y he cantado, he sudado y me he tendido bajo muchos días soleados; sin dejar de meter la pata en incontables ocasiones y es que hacernos viejos no es malo, es algo que me he ganado!

Al final del día, como dijo Douglas MacArthur,  somos tan jóvenes como nuestra fe, tan viejos como nuestras dudas; tan jóvenes como nuestra confianza en nosotros mismos y tan viejos como nuestros miedos; tan jóvenes como nuestros anhelos y tan viejos como nuestra desesperanza

 

Las Crónicas de Lola: De cómo olvidamos sentir la Navidad…

 

 “Pero aquí no se mueven ni los pensamientos! Y este tapón? Tiene que ser un AMET, solo sirven para eso y para agarrarte justo cuando estás contestando el celular dentro del vehículo”

Como las calles de Santo Domingo son ideales para maquillarse, revisar Twitter, subir fotos a Facebook, leer actualizaciones en BBm para saber quien se esta decacarando o en echavainismo, asi como pararse a comprar limoncillos en el mismo medio,  Lola revisa sus correos mientras piensa que debe haber una razón para este embotellamiento que no es típico a las 7 de la noche, cuando suenan las notas de una canción familiar, muy familiar “Last Christmas I gave you my heart…

“Anda pa’l carajo, estamos en Navidad!”

Llega a casa de Fifa, entendiendo ahora que los bombillitos en la casa del frente no es un nuevo restaurante chino, sino la señal inminente de la llegada de la Navidad, que aquí es en octubre.  Y abría la puerta del apartamento iniciando su descarga emocional.

– Ya sí es verdad que nos fuñimos, para llegar a un sitio habrá que salir 2 horas antes, si no has comprado ropa últimamente hazlo online. Si crees que podrás poner pie en un mall estás equivodada, a menos que quieras “jalarte” las greñas con tres locas por los últimos dos trapos bonitos que queden.  Ay no! Yo no nací para el hacinamiento! Se acabó la tranquilidad, llegó Navidad, y en este país eso dura 3 meses!

Se detiene y mira a su alrededor: cajas abiertas, un arbolito a medio decorar y Fifa con una copa de ponche en la mano.

– Lola, pero Cima Sabor Navideño tiene rato sonando! Cuesta llenó la tienda de bolas y nacimientos, y en todos los semáforos te quieren vender un gorro feísimo de Santa Claus con tres estrellas que prenden y apagan.

–  Noooo! Ahorita en el trabajo me querrán meter en un Angelito, y hay que decir que “Si” por compromiso porque hay dos jefes relambíos que se metieron para “compartir”,  si dices que no, eres la anti-chévere, la daña-grupo.  No entiendo cuál es la necesidad de forzar ese hermanismo que sólo se ve en estos meses, porque desde que llega el día 2 de enero ni te saludan en los pasillos.

– Los Angelitos son chulísimos, ya yo me metí en dos.  Además eso es lo bueno de esta época, uno se acerca a los demás. La gente está contenta y por unas semanas se olvida de los problemas y le da paso a la alegría! Deja esa actitud que te me estás pareciendo al Grinch.

–  Fifa, si te sale un jefe en el Angelito nada más que te llevo er diablo, eso es un problema que te cae. Qué le regalas? No le puedes salir con un bastoncito de chocolate o un peluchito de sombrerito ridículo.  Y respétame al Grinch, ese pobre incomprendido, uno de los personajes más honestos de la literatura infantil, ese sí sabía el treatro comercial y sin sentido que nos montan en esta época. Y el que venga a despertarme a las 3 de la mañana sonando dos ollas, ahí mismo lo borro con excremento de felino doméstico, que Aguinaldo ni Aguinaldo, yo relleno a cualquiera con un boche a esa hora. Definitivamente la Navidad estresa!

– Te estresas porque quieres, porque te has dejado influenciar por el materialismo que nos quieren imponer. Quizás este bombardeo comercial te ha endurecido. Ya no recuerdas lo chulo que era bailar un merengue pegadito en La Flecha del Malecón el primero de enero esperando el Sol? Recibir y dar regalos a la familia, y cómo se sentía compartir ese desayuno del 25 de Diciembre?  Lola, la Navidad es lo que hacemos de ella, no lo que nos venden.

– Ayyyyy no mi amor, ya te pusiste intensa,  me voy para mi casa, la nostalgia y la melancolía no van bien conmigo. Zafa Fifa! Hablamos después.

Lola enciende su carro y como a la vida le encanta reírse de uno, y cuando el universo tiene que conspirar para que algo pase lo hace con un empeño que da miedo, de las bocinas sale la voz exquisita de Milly Quezada entonando las frases del glorioso tema “Volvió Juanita”.  Los ojos de Lola se nublaron y  recordó esa Navidad cuando conoció a Ramón y bailaron “La Faldita” de la Coco Band, que en ese momento pasó de ser el más ordinario de los merengues a su himno romántico personal.  Volvió a ese diciembre cuando luego de 5 años estudiando fuera, Fifa regresó al país y vio clarito la cara del güirero del perico ripiao que tocaba en el aeropuerto. Llegaron memorias del chocolate caliente de su mamá, y la imagen de sus primeros patines bajo el arbolito.  Apagó el carro y subió corriendo las escaleras.

– Qué pasó?

 – No me preguntes, no me digas nada Fifa,  pásame una bola y busca los bombillitos que este arbolito hay que terminarlo hoy!  Sírveme ponche y pon Cima Sabor Navideño a ver si ponen “La Faldita”. Y cuando acabemos vamos al video club y alquilemos Love Actually. 

– Y este cambio?

– Nada… Sólo recordé que incluso el Grinch al final… entendió qué es la Navidad.

Las Crónicas de Lola: Pastillas, Batidas o el Masajeador que te Resuelve la Vida

Ilustración: Kilia Llano

Lola se encuentra pasando canales sólo para enterarse que no importa la tarifa que se paga por la televisión por cable, los sábados no hay nada que ver, es el día  de los infomerciales que nos venden de todo para resolvernos nada, porque hasta que no vemos dicho producto, no sabíamos que lo necesitábamos.

“Este maravilloso equipo lo puede usar en la comodidad de su casa, reduce cualquier parte del cuerpo: Glúteos, abdomen, muslos, piernas y brazos! El Mega Masajeador Ultra es tu opción ideal para eliminar grasa, quemar calorías de forma rápida y sin esfuerzo! Ordena el tuyo ahora!”

Y ahí estaba… la frase favorita de Lola “rápido y sin esfuerzo”

– “Fifa, pero tú viste eso?!?  Esa es mi oportunidad, lo que he estado esperando! Al fin algo que se ajuste a mi estilo de vida, algo que me permita tener los brazos de Michelle Obama, porque seamos honestos, esa doña tiene los mejores brazos del mundo!  Algo que me permita tener los abdominales de Pink y el porte “flaca como palo” de Kate Middleton!, en fin… algo que me permita levantarme a mi Brad Pitt personal”

– “Lola, te vas a poner de mojiganga a creer eso? Si estar en forma fuera tan fácil todas las mujeres estuvieran durísimas! Además tú estás bien así, no necesitas rebajar, tú estás flaca”

– “Flaca?!? No es flaca, es enferma que tenemos que vernos!! Fifa, imagina lo que sería decir adiós a las fajas, darle la bienvenida a los pantalones bajitos y poner fin a las dietas eternas! Por supuesto que voy a llamar!!”

Miutos después se desarrolla la siguiente conversación telefónica:

– “Aló? Sí, buenas, llamo por el Mega Masajeador Ultra que anuncian por televisión, cuánto cuesta?  CUANTO?!?!, pero eso es como cirugía plástica sin bisturí verdad?!?! Bueno sí, quiero ordenarlo”

– “Y usted ha escuchado hablar de nuestro Té Chino Reductor del Sr. Miyagui? Permítame y le comento que es una fórmula milenaria que elimina el colesterol, triglicéridos y grasas del cuerpo, además impide recuperar el peso perdido, una maravilla!”

– “Ah pero anótame una… no, mejor dos cajas del té; qué tan rápido me los pude envi…?

– “Y conoce nuestro nuevo producto? Usted no ha visto francesas gorditas, verdad que no? Pues eso se debe a las hierbas naturales que crecen a lo largo del rio Loira, de donde se ha elaborado un complejo vitamínico que junto a la batida de proteínas le brindará todos los nutrientes que su cuerpo necesita. Con este combo Multi Vitamin Rapid-thin Shakes verá resultados en días, es más si usted quiere no coma, que con este suplemento es suficiente!”

Tal como pasa en las películas de los 80s, mientras la operadora le va contanto los beneficios milagrosos de tan novedosos productos, ella cierra los ojos y se visualiza corriendo sobre una colina en cámara lenta, con el viento agitándole un vestido sin mangas como el que uso Kate Middleton en la boda de la prima de William y estirando los brazos cual Michelle Obama en el show de Ellen DeGeneres; sintiendo los cuadritos de Pink apareciendo en su abdomen, mientras pega un brinco y es atrapada por Brad Pitt… sí ese era su destino!

– “WOW! Pues anótamelo todo!”

Tres semanas después,  Lola se encuentra frente a frente a Fifa al salir de su casa.

– “Lola, y esa ropa? Para dónde vas?

– “Ahhh es que voy para el Gimnasio”

– “Cómo? Y qué pasó con el masajeador, con las pastillas, la batidas y el famoso té del Sr. Miyagui?”

“Ayyyy amiga no me hagas hablar de eso… que si yo hubiera sabido que ese masajeador me iba a atrofiar el cuerpo lo estrallo en la televisión.  Además yo creo que esa batida fue la que me causó la ameba, porque sabrá Dios qué hierbas contenía;  y estoy segura que si la mamá de  Daniel San hubiera sabido de las alucinaciones causadas por el té del Sr. Miyagui muy probablemente le hubiera prohibido ir a su casa”

“Jajajajajaja y entónces qué paso con los brazos de Michelle Obama, los abdominales de Pink, el porte de Kate y levantarte a tu Brad Pitt?!”

“Qué te digo Fifa?… después de esta experiencia aprendí que no hay fórmulas mágicas, que para estar en forma, hay que hacerlo a la antigua: Aguantarse la boca y fajarse a sudar. Total que estoy segurísima que Michelle Obama heredó esos brazos, y a la pobre Pink con el embarazo se le fueron los cuadritos.  Entendí que no es cuestión de estar buena, porque Brad Pitt dejó a Jennifer Aniston, que es un cromo de mujer.  Y sobre el fleje de Kate… Por Dios!, a alguien que le brinde un pastelito!!!

 

(Puedes encontrar esta Crónica de Lola en la edición de octubre de la revista SDQ)