Decidido: Somos un Sancocho

Si los países fueran comida…. Este país sería un sancocho….. lleno de víveres… Santísimo cuánta gente bruta!  Y no hablo de que nuestra sociedad (como es el caso) sea históricamente como diría Shakira: bruta, ciega, sorda y muda, que vive cometiendo los mismos errores una y otra vez.  Hablo de la gente con la que a uno le toca encontrarse en la vida, gente bruta, sin concepto.

 

Hay muchas cosas que yo no sé, por ejemplo yo soy tecnológicamente nula, yo no entiendo muchas cosas, y muchas otras simplemente no despiertan mi interés, pero “de por Dios” hay cosas que se caen de la mata, como comerse una china a 1 metro de un zafacón y tirarla en el piso, cruzar la calle corriendo, justo debajo de un elevado peatonal.

 

Yo tuve que durar dos horas explicándole a una compañera de la universidad lo que significa “anónimo”…. o sea a estas alturas del juego???  Usted no pasó por la escuela???….. O una gente que no sepa la diferencia entre “ahí’, “hay” y “Ay!” (sobre todo si hace rato que dejó de ser estudiante de primaria).

 

No sé…. a mí esas cosas me dan como cuerda, no porque esas son cosas que yo sé y ellos no, sino porque tienen en sus manos la posibilidad de mejorar y no lo hacen.  Si usted sabe que escribe malísimo, que cada vez que manda un mail en la empresa donde trabaja lo envía lleno de errores (porque ni siquiera pasa corrección), cómprese un librito de ortografía o haga un cursito, que dan muchos. Si sólo tiene que dar tres pasos para echar la basura en el zafacón, carajo no sea vago, que esta ciudad es tan suya como mía; y después andan diciendo por ahí que el ayuntamiento no hace su trabajo que las calles están llenas de basura.  Si la única diferencia entre cruzar la calle de forma segura o que un carro lo batee y lo “jondee a mil pies”, es subir y bajar unos cuantos escalones….. Por Dios, hágalo que hasta le sirve de ejercicio cardiovascular y su corazón y su familia se lo van a agradecer.

 

Esas son solo algunas de las cosas que recuerdo ahora y porque todas las pasé ayer. Esto me hizo pensar en que no sólo somos vagos físicamente hablando, somos vagos de espíritu, vivimos en power saving mode, y no tenemos la mejor intención de mejorar eso.  Y eso si es triste compañero!

 

 

 

Anuncios

Resultados Elecciones 2008

Estos son los resultados obtenidos el viernes 16 de mayo, 2008:

1.  Una tarde de Rock Band,  que incluso a Jani se le lesionó una mano.

2.  No hubo tequila para el shot del primer boeltín, porque el tequila se acabó mucho antes.

3.  Sergito, casi inconsciente.

4.  Un reguero grandísimo en casa de Popó

5.  Leonel Fernández ganó las Elecciones.

No es que me sorprenda, yo la verdad es que estaba segura de que Leonel se iba a quedar en el gobierno, todavía está demasiado fresco en la memoria de la gente el mal gobierno del PRD, lo que me sorprendió fue que Miguel Vargas obtuviera más de un 40%, yo en realidad le daba menos de ahí, como un 35%, pero esas son las sorpresas que nos da el país, sólo recorde al fallecido Dr. Máximo Beras Goico cuando decía que este es un país de gente bruta !

Seguimos montados en el “vagón del progreso”, y ya veremos……

 

 

Elecciones 2008

Pasado mañana son las elecciones presidenciales en RD, y como era de esperarse el país se paralizó, los únicos que van a guisar, como dicen, son los supermercados y hasta hoy en la noche los colmados y Licol Stores, y digo hasta hoy porque a partir de mañana no se puede vender alcohol….. Sí, como que eso va a impedir que el Dominicano con lo que le gusta empinar el codo más aún en un fin de semana largo con excusa de hablar de política se la va a pasar con el pico seco y mirando para arriba.  Por poner un ejemplo, ya Popó explicó que el ritmo del asunto es un shot de lo que sea cada vez que pasen un boletín, y entre boletín y boletín parrillada y más alcohol.

 

Claro, porque nosotros somos así, yo diría que los dominicanos somos la viva definición de lo que es un “vive-bien”, no necesitamos muchas excusas para arreglarnos la vida con un bonche, ya sea espontáneo o armado con tiempo como ahora, el caso es que siempre estamos dispuestos a,no importa qué pase o cual sea el motivo (elecciones, una huelga, un ciclón, un maremoto), pasarla lo mejor posible dentro de las circunstancias, y eso es priceless.

 

Yo voy a votar.  Ese es uno de los pocos derechos que nos quedan a nosotros.  No porque yo tenga un candidato al que sigo, o que tenga mi apoyo, yo voy a votar por el menos malo, y obviamente el que tenga más chance de impedir que el PRD vuelva a gobernar. 

 

Pero mi intención no es hablar de política, porque ya eso a mí me tiene cansada y es uno de esos temas, entre los que incluyo también a la religión y el deporte, en el que todo el mundo asume que su opinión es la correcta y nadie lo saca de ahí.  Lo que a mí todavía me asombra a estas alturas es todo lo que conlleva el día de las elecciones en RD.

 

Desde hace algunos días, desde que se va acercando la fecha, no se puede salir a la calle, porque qué clase de c*Jones tiene la gente de pararse en un jodío bandereo a las 5:00p.m. justo a la hora que uno, sí… el que trabaja para ganarse el sueldo, sale jarto de trabajar loco por llegar a su casa, y se encuentra con que hay un grupo de sin oficios obstaculizando el tránsito, haciendo campaña, amarrándole flecos y banderitas al carro, y uno loco porque uno de ellos se caiga debajo de un vehículo carajo a ver si van a seguir en esa vaina.  El otro día salí de mi oficina a las 5:00p.m., llegué a mi casa a las 7:00p.m. !!!!  Y eso no es nada., el lunes había un bandereo a las 7 de la mañana !!!  Pero gracias a Dios eso se acaba hoy.

 

Pero …. Oh sorpresa !!  Hoy es el cierre de campaña del PRD, a las 2 de la tarde en la Ave. Lincoln, en el mismo centro de la ciudad, o sea que hoy va a ser un lío llegar a su casa, porque no va a haber forma de atravesar la ciudad.  Así que si usted tenía pensado llegar a su casa, acomodarse y ver el último capítulo de Lost, Grey’s Anatomy, CSI, o lo que sea, nada más que se fuñó.

 

No obstante eso, mi mama es de la gente que le da el “síndrome de la guerra civil” que cada vez que se habla de  elecciones, ella piensa que se avecina una nueva “revolución de abril”  y hay que salir  juyendo para el supermercado como si la llegada de un ciclón tipo George fuera inminente.  O sea, que no obstante me va a llevar el diablo camino de la oficina a mi casa, tengo que agarrar para el super a fajarme con alguna doña por productos enlatados y cosas “que no se dañen”.

 

Por suerte el colegio electoral donde a mí me toca votar es  muy tranquilo, va poca gente y los que van son gente que no están en armar líos ni discutir mucho, o sea que no me toca pasar trabajo.

 

Por lo menos esto ya se acaba este viernes, día en el que esteremos en pleno BBQ, bebiéndonos el romo que compremos hoy (recuerden… hoy, no mañana que no van a vender), y esperando los boletines con el vaso de shot en la mano.