El Mardito Banco de la Pupú

Estas vainas sólo me pasan a mí… yo estoy al creer que fue que yo le robé el marido a una de las mujeres del Internet Banking o que le caigo mal a alguien allá porque es que no puede ser…..

Hace un tiempo en el jodío Banco Pupular (Sí, Pupular de Pupú, porque no sirve pa’ ná) tenían que descontarme RD$ 325.00 y se equivocaron y me descontaron RD$3,250.00. Yo pensé “Bueno un error lo comete cualquiera, uno es humano”, no le di muchamente y además ellos me devolvieron el dinero de una vez.

En eso el G8 me hace sus historias de lo pupú que es el Internet Banking del Pupular, que si a Pily le tumbaron unos cuartos, Popó me dice que ese es el peor servicio del mundo, y yo me he ido en elogios con esa gente…. “Ay!, no digan eso, que esa gente siempre resuelven y estan atentos a las necesidades de sus clientes”. Necesidades my ass! Nada más hice yo ponerme a hablar plepla para que me hicieran un lío en el banco, eso me pasa a mí para que siga hablando pendejadas.

Les cuento lo que me pasó:

Ayer he realizado unos pagos… le hice una transferencia a Popó, pagué Verizon, y decidí que iba a limpiar la tarjeta de crédito aunque me quedara sin un chele, y si tenía que gastar algo, pues pagaba con tarjeta….. OHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH, pero el Pupular decidió que eso no era así, que como era yo, había que “ponermela en China” y darme un chin de cuerda…. agarró y me descontó todos los cheles y no se efectuó ninguna transacción (solo la transferencia a Popó).

Decido llamar al Banco para ver como resolvemos el asunto… yo… ingenua de los procesos y la burocrácia que abunda en las diversas oficinas que brindan servicio a los infelices como yo, hago mi llamada y me llenan una reclamación, yo muy inocente pregunto… “cuándo puedo tener disponible ese dinero????”, la respuesta fue: “Ah!, no se preocupe que eso es de una vez, en cindo días laborables se le resuelve eso!”

Así que aquí estoy….. sin un chele, pero sin haber pagado nada.

Les cuento luego el final de la historia….. dentro de 5 días laborables.

Ciao!

.

Anuncios

El tennis y Yo

Desde finales del año pasado se me metió en la cabeza que yo tenía que buscarme un hobby… ANivelDe.com había cerrado, estaba exiliada del G8, mi musa estaba de vacaciones y sentía la necesidad de hacer algo que no fuera sólo trabajo y universidad, así que pensé “Bueno Dora… para andar en cueros o tirando piedras, mejor aprende a jugar tennis”, así que inmediatamente me apunté en las clases de tennis que dan en el club de la compañía para la cual trabajo.

Nunca he sido muy fanática del tennis, para deportes yo prefiero el baseball, pero siempre me tiraba mis par de jueguitos, Davis Cup, Australian Open, etc, más que nada para ver al dueño de mi corazón: Sampras. Micorazón pasó luego a Edberg (con todo y que era bien desteñido), luego a Agassi a quien pertenecío, hasta que recientemente descubrí a Roddick. De las féminas siempre me gustó Seles y recuerdo haber visto en vivo el juego en el que el fanático le da la puñalada en la espalda.

El caso es que consulto esta idea con mis compañeras de trabajo y acordamos que todas (bueno, casi todas, porque Karla estaba en México, aunque cuando regresara, se incluiría) iríamos a jugar. Llegó el primer día de las clases, y ahí estábamos… a pié de guerra: Violeta, Karina, Kiki y yo. OH SORPRESA!…… Pupis que había pensado que jugar tennis y una manita de bingo eran lo mismo….. 10 minutos después de iniciar el calentamiento el teacher Sammy ya nos tenía a todas con la “lengua de corbata” y no habíamos comenzado bien. Cabe mencionar que Kiki no volvió, Karina nos allantó par de días, Karla nunca fue, y sólo quedamos Violeta y yo; expuestas a la gran sabiduría de nuestro teacher, quien con sus certeras palabras nos iluminó con la frase “Concéntrense en el Movimiento, lo demás viene sólo”

Violet es mi coach, ella es la que me llama todos los martes y jueves a las 6: 30 a.m. para decirme “hoy hay tennis”, ustedes saben…. Just in case yo quiera barajar el asunto. Si Violet no fuera conmigo, yo ni me paseara por la cancha.

Los profesores viven en quille con nosotras, porque ellos no entienden que nosotras no tenemos interés en competir en torneos (ya el profesor ha tratado de invitarnos), ni jugar contra otras empresas; nosotras lo que queremos es soltar stress, descargar los problemas de la semana golpeando la pelota hasta que nos cansemos, en fin, que ellos nos pelean para que le tomemos seriedad al asunto y nosotras nos la pasamos muertas de la risa.

Reconozco que hemos mejorado mucho, ahora Violet es una verduga golpeando la bola del lado izquierdo, yo difícilmente fallo un servicio, y pensar que los primeros juegos eran ganados a fuerza de servicios, léase, que nunca devolvíamos la bola; pero ahora hay movimiento, el juego es más rápido. Creo que estamos aprendiendo…. aunque el proceso ha sido lento.

Pero en lo que “el hacha va y viene”, es mi no-tan-nuevo pasatiempo.

.

Cosas que pasan.

Hay algo fascinante en dejar volar la imaginación sin un rumbo fijo o destino determinado, como cuando uno se embarca en la aventura de leer un buen libro o cuando se sumerge en la majestuosidad del cine. También pasa por las noches, específicamente en esos minutos antes de rendirnos al sueño, donde despiertos aún, imaginamos que ganamos el loto e incluso lo repartimos y decidimos qué comprar primero o a qué hora llegaremos al trabajo a mandar al jefe a “freir tusa”, porque total…. ya uno no piensa “dar un golpe ni de karate”, mucho menos trabajar para otro.
También sucede cuando viajamos en autobús y permanecemos mirando por la ventana, jugando con la idea de no regresar a la realidad y nadando en recuerdos de tiempos que en su momento fueron maravillosos y que hoy huelen a nostalgia de cosas que se perdieron, cuando muchas veces no recordamos que perder es tener pues no perdemos más que lo que alguna vez poseímos. Incluso los olores familiares pueden llevarte a ese lugar de la memoria donde guardas lo bonito, lo que permanece, aquello que no necesitas ver, para querer.
Y a veces pasa cuando ves a alguien que te remonta años atrás, a pensamientos llenos de “what if’s..?”, pero que a la vez te da como un fresquito en el corazón, porque hay cosas que nunca se rompen, lazos de afecto que perduran, y sensacionees recurrentes, porque aunque ya no se pueda, se quiere.
Y eso paradójicamente, anima, levanta el espíritu y te hace ir desentonando con la vida con tremenda sonrisa.
Ciao!
🙂

Concursos en Casa de Teatro

Yo adoro leer y me encanta escribir, incluso me gusta pensar que soy buena en eso. Yo leo de todo, desde paquitos y fotonovelas (sí de esas del año uno que casi siempre las protagonizaba Verónica Castro), hasta libros de la literatura clásica como Flaubert, Shakespeare, Homero o Dumas, pasando por cosas más recientes y llegando a lo contemporáneo. Mi última adicción es Harry Potter. Eso sí…. yo no leo vainas existencialistas, porque no le encuentro el sentido a buscarle el sentido a la vida (valga la “rebuznancia”), la vida es pa’ vivirla, no para que nos pase por el frente mientras intentamos descifrarla, aunque eso siempre es buen tema de conversación, cuando se está entre amigos frente a una botella de vino; y debo reconocer que ciertas cosas de Hesse me agradan.
Comparto esto porque ya llegó la fecha de los concursos de Casa de Teatro, (los interesados pueden visitar http://www.casadeteatro.com/, para información), hace dos años yo participé con tres cuentos y no me gané ni un pincho…. pero este año tengo las pilas puestas y participaré de nuevo, así que deseénme suerte.
Estos concursos que viene desarrollando Casa de Teatro desde hace ya años, son patrocinados por E. León Jiménez,una de las pocas instituciones que siempre, de una u otra forma se mantiene apoyando las actividades artísticas, especialmente aquellas que impulsan a los nuevos talentos.
Los que se animen a participar, tienen hasta el 30 de abril para depositar sus trabajos.
.

Josephito está de Cumple!!

Hoy está de cumpleaños Joseph, uno de los miembros del G8 (o del G7 + Pupis).

No quería dejar pasar la oportunidad de desearle todas las cosas buenas que él se merece.

Todavía no conozco bien a Joseph (aunque tenemos como 3 años conociéndonos), porque él no es una persona muy dada a hablar abiertamente de sus cosas, por lo menos no conmigo, y a veces me resulta difícil de leer. Sin embargo lo que sí sale a relucir de una vez es que es un tipo bien, que no es “mala gente”, que BAILA!!!, que si tiene que cooperar o ayudar no le da mente, y que defiende sus convicciones con mucha fuerza. Joseph también es de las personas que no tiene “pelos en la lengua” para decirle las cosas a la gente como son.

Espero que Dios te bendiga mucho Joseph y que te conceda las cosas que por tu esfuerzo deben ser tuyas, que perseveres en lo que te propongas, y que no decaigas nunca en la lucha por el logro de tus metas.

Feliz Cumpleaños!

Aquí les dejo una fotico en la Cueva de las Maravillas!

Image hosted by Photobucket.com

Yo no entiendo los niños de ahora….

El sábado pasado estuvimos celebrando en mi casa el cumpleaños de mi sobrino Edward que cumplía 12 años. Pues le arreglamos la casa de forma tal que se pudieran sentar en la marquesina y arregalmos la galería para que pudieran bailar ahí….. ay muchacho!, para qué fue eso! Ahí inició un lío de que ellos no iban a bailar donde todo el mundo los viera, porque las niñas entónces no van a querer bailar reggeaton con ellos. Nada, que les digo que está bien, que bailen en la terraza.

Comienzan a llegar los carajitos y ponen su música, no sólo entraron a la terraza, sino que cerraron la puerta y las ventanas que dan para la marquesina. Entónces en ese momento yo entro y les digo que ellos pueden bailar ahí pero que no se pueden trancar, porque primero, para bailar no hay que esconderse y segundo, que van a pensar los vecinos padres de los invitados al cumpleaños? Pues a regañadientes dejaron la puerta abierta.

Yo estaba que me moría de la risa, pero me puse a pensar que las cosas ahora no son como antes. No sólo por el hecho de que los carajitos de ahora son más “agenta’os” de lo que éramos nosotros, sino porque no son tan preparados como lo era uno.

Para poner un ejemplo, en el cumpleaños de mi otro sobrino, Mayra y yo decidimos hacer un “dígalo como pueda” para animar a los invitados y mientras uno de los chamaquitos hacía la mímica de Los Tres Reyes Magos, los otros se volvían locos tratando de adivinar. Hubo uno que dijo “los reyes magos!“, yo le digo que tiene que decir los nombres y me salta con: Gaspar, Gasparín y……” se queda pensando y hay un amiguito levantando la mano como un loco, diciendo “yo sé cuál falta, yo sé“, cuando le indico que me diga cuál es el otro, me dice “oh! Herodes!

Yo creo que a medida que pasa el tiempo las diferencias generacionales se harán cada vez más marcadas, porque no es por nada pero yo a los 10 años sabía quiénes eran los Reyes Magos y también sabía que los padres de la Patria no eran Juan, Pablo y Duarte.

Hasta la próxima!

🙂