Día Internacional de la Mujer

international-womens-day

No es que yo sea hater, que quiera llevar la contraria, que sea izquierdista, machista, que no valore el género, que crea que somos menos, no. El tema mío con la felicitadera un día como hoy es que usted agarra a cualquiera de los hombres que les ha felicitado y le pregunta el porqué de la felicitación y no va a saber en realidad qué se conmemora hoy o por qué la está felicitando.

A mi entender esto es una muestra de que a pesar de todo el camino transcurrido todavía existe una falta de conocimiento de las luchas de las mujeres generación tras generación, un no-reconocimiento de nuestros derechos. Y hasta puede notarse un dejo de condescendencia de parte de algunos. Básicamente le dirán que la felicitan por ser mujer, lo más lindo sobre la tierra (lo que es cierto, pero eso es otro tema), o sea, que en esencia nos están felicitando y dándonos un día por tener popona.

Esta mañana escuchaba en las efemérides por radio que hoy se celebra un año más del reconocimiento de la “capacidad intelectual de la mujer para votar”. Aparentemente hace 80 años no teníamos cerebro.

Entonces no, prefiero la no-felicitación y esperar el respeto y el reconocimiento de equidad de genero.

Prefiero que el día que quiera salir con el escote hasta el ombligo no sea juzgada por eso, y el día que decida no hacerlo, tampoco.

Prefiero que cuando aplique a un puesto de trabajo el salario ofertado sea igual o mayor que el de los demás concursantes masculinos.

Prefiero que no me levantes la mano, que no me levantes la voz. Que no me marques el cuerpo y el alma con abusos.

Prefiero que en una entrevista no me pregunten si estoy casada, si tengo hijos o si pienso tenerlos en un futuro cercano, porque las mujeres con hijos piden muchos permisos y hay que darles licencia de maternidad.

Prefiero que no te sientas en el derecho de vocearme “piropos” en la calle, que entiendas que eso no es un halago, es una agresión, es acoso.

Prefiero que no me ordenes la comida a menos que te lo pida. Yo sé lo que deseo comer, yo tengo mis gustos, yo sé que quiero. Y el día que no sepa, que me dejes ser.

Prefiero que el largo de mi falda no sea permiso automático para descartarme e irrespetarme.

Prefiero que no mutilen mi cuerpo, que termine la violencia sin sentido que viven día a días mujeres en naciones cuyas costumbres y leyes no entendemos, a quienes intentan quitarles su dignidad a diario, y cuya fuerza las mantiene vivas.

Pero más que todo eso, prefiero que entiendan que cada mujer lleva su lucha individual, interna, externa, que los demás saben, que los otros ignoran, pero una lucha que inició al nacer y no terminará al morir. Una lucha que seguirá la generación que viene detrás, con deseos fervientes de que llegue el momento en el que la igualdad, el respeto y los derechos nos sean totalmente reconocidos; de manera que no haya sentido en celebrar este día, de manera que sobren las “felicitaciones”. Porque todas desde nuestro lugar, posición y circunstancias, somos valiosas, somos guerreras y somos unas maRditas duras.

 

Anuncios

Pequeñas Grandes Emociones

smile

Debemos sonreir más. La vida se nos pasa muy rápido, entre responsabilidades, planes, sueños, compromisos, caminos, desvíos y complicaciones. Y entre tanto y cuanto volvemos a añorar las cosas pequeñas.

Deseo que la vida nos siga sorprendiendo, de la manera en que los enamorados pariguayos lo hacían cuando te mandaban a la “cárcel” en un Field Day del Colegio Santo Domingo.

Que volvamos a bailar como si nadie estuviera mirando; de la misma manera en que se nos metía el alebrecamiento cuando sonaba I Just Can’t Get Enough en Neón.

Que nos llenemos de Tolerancia, de esa que nos hacía sentir alternativos, que todo era posible y que teníamos que aceptarnos como somos, al momento de escuchar The Beauty of Gray en Nuevo Mundo.

Que iniciemos nuestras semanas con la misma alegría nos movía a bailar en las sillas al sonar De Los Piés a la Cabeza en los lunes de Café Atlántico. (Sí… Maná)

Y que la cerremos cantando malas palabras y dándonos codazos para bailar en los muritos al son de Mony, Mony en Euroclub,

Que el dinero nos rinda tanto como cuando los Tom Collins estaban a 10.00 en Don Pincho, pero sin indignarnos porque los subieron a 15.00.

Sé que imposible reproducir un momento, pero sí es posible replicar sensaciones y emociones y eso es lo que deseo; porque todos de diferentes maneras, y sea cual sea tu canción, merecemos sentir y repetir la felicidad, la que viene de a poco, la que es de verdad.

Así que al volver a pensar que la felicidad llegará de la mano de grandes planes de vida, de la próxima nueva gran aventura, de ese momento definitivo que cambia la existencia, y en algún lugar de esa espera, de esa planeación estratégica, de ese “definitivismo” esperado, se nos vaya pasando la vida…. Deseo que algo nos traiga al momento, a la realidad, a la emoción del presente…. algo tan bueno como que  al llegar a casa, descubras que están friendo salami. 

El Que No se Puede Tirar, Que Se Jondée

courage

Hace unas semanas tuve mi primer trabajo, podríamos decir “grande”, como parte de un proyecto personal que estoy iniciando. Y aunque sé que puse todo mi esfuerzo, y que trabajé lo mejor que pude dadas mis capacidades, me quedaba cierta duda del nivel de satisfacción del cliente, sobre todo porque era la primera vez que me tocaba trabajar con él, y es muy importante retenerlo. No fue hasta que recibí una retroalimentación positiva que me sentí totalmente contenta con el trabajo.

No es que no me encontrara satisfecha, porque sé que estaba bien, sin embargo es muy diferente la energía que uno siente cuando recibe retroalimentaciones positivas de los demás.

Cierta incertidumbre se crea cuando se inicia algo nuevo, y muchas veces uno se deja envolver en la ansiedad que crea el miedo y no toma acción. Pero no tomar acción, ES tomar acción, se toma la opción de no hacer nada y pues… nada pasa.

El miedo es una cosa que puede paralizar hasta al más “duro”, si se llega a experimentar, y a todo el mundo le ha pasado eso en algún momento, que no sabe qué hacer o simplemente decide no hacer nada frente a una situación X.

Particularmente, yo ODIO los libros de autoayuda. Me parecen redundantes y en realidad sólo dicen cosas que uno ya sabe o se imagina, ya sea que lo aplique o no. Entonces me parecen aburridos. Es como el existencialismo (para mí, claro), me estresa. Cómo puedo pasarme una semana leyendo sobre el significado de la vida como que le saca la emoción a vivirla. Así que por favor, no vean estas líneas como algo parecido porque no lo es.

He aprendido a ver el miedo como “un indicador de importancia”, si no me da miedo, entonces no es importante, carece de importancia para mí lo que pueda ganar o perder, por lo tanto no es motivador, no es retador. El miedo me indica cuando algo es importante para mi, para mi seguridad, para mis necesidades.

Hay gente que habla de que no le tiene miedo a nada, como mi amiga Violeta, que sólo le tiene miedo a las cucarachas, y no la culpo, yo también, yo puedo rajarme a dar gritos mientras salgo juyéndole a una. A veces quisiera ser así, porque al final la gente así es la que todos perciben como Valientes.

Sin embargo yo creo que existe otro tipo de valentía, y es esa que resulta de actuar a pesar del miedo. La determinación de no sentarse a esperar que llegue el coraje, sino ponerse la cachucha para atrás y meter mano. Hay algo que uno nunca podrá controlar y son los resultados, por eso es que uno tiene que olvidarse de cuáles serán, y enfocarse en el trabajo que tiene por delante, ya sea algo personal o laboral, dejando de lado los posibles resultados, porque al final si no logras lo que te has propuesto es 100% seguro que terminarás siendo mejor persona que cuando comenzaste. Como escuché a un gringo decir: You gotta get through it, to get to it.

Es bueno rescatar eso que siempre quisiste hacer y por algún motivo lo tienes en una gaveta de tu cabeza, dale un chance e inténtalo, podrías no llegar a nada, pero podrías lograrlo. En cualquier caso lo que sí es seguro es que te brindará una gran satisfacción el haberlo intentado. Aunque sea algo tan sencillo como tirarse de los 27 Charcos de Damajagua, el valor es algo que le das tú.

Así que sea cuál sea tu proyecto: un nuevo trabajo, estudios, nuevas responsabilidades, aprender a bailar, emigrar, iniciar un nuevo régimen, aprender a nadar, o incluso a tejer; si sientes ese miedo que amenaza con dejarte en tu zona de confort y no te permite lanzarte, hazlo… porque si lo sientes, definitivamente es importante.

Como diría Doña Josefina: El que no se puede tirar, que se jondée.

“Ello Hay Que Soltar”

emotional_baggage_by_fairygodflea-300x212

Yo era una de las que solía pensar que los gringos eran unos locos (dentro de la clasificación gringos, incluir por favor a la mayoría de los extranjeros).  Solía preguntarme cómo era posible que la gente dejara su casa, su familia, sus trabajos y se decidieran a aventurar en un país extranjero, llegando con “una mano adelante y otra atrás”, a empezar de cero.

Pero yo soy dominicana, nací y me crie aquí.  Y aquí crían a uno “de su casa”, aquí a los padres los hijos les dicen que se van a vivir solos y les da un yeyo.  Y no muchachitos jóvenes, me refiero a gente vieja.

Hace años, cuando yo estaba más joven, si un muchacho de 18 o 19 años se le ocurría decirle eso a los papás, de inmediato se crean rumores de que el muchacho es homosexual, que se va a mudar por eso, para darle rienda suelta a su vida oculta lejos del escrutinio paterno.  Si es una muchacha, es porque es loca, es una vagabunda que va a dedicarse a vivir la vida salvaje, o en su defecto de una vez le inventan que eso es que ella anda con un viejo casado y que el hombre la “mudó”.

Esa era la tendencia hace algunos años, es bueno ver que hay ya cierta apertura y aceptación a que cada vez más jóvenes se decidan a mudarse, a abrazar su independencia sin necesariamente hacerlo porque han contraído matrimonio, porque ésa era la razón por la que los hijos dejaban la casa, porque se casaban.

A medida fui creciendo fui entendiendo que a los gringos no les daba un arranque de locura temporal, sino que esto era costumbre.  Ya a los 18 a los padres comienzan a “jederle” los hijos.  Ya les van diciendo que tienen que ponerse a trabajar, que tienen que ponerse a estudiar, que tienen que asumir su adultez y buscar su independencia.

Para eso son los 20’s para aventurarse, buscar su destino.  Si al final las cosas no resultan como esperado, pues retornar a casa y comenzar de nuevo.  O ni siquiera eso, irse a otro lugar.  Eso lo entendí ya después de mis 30’s, cuando uno ve la vida con un poco más de objetividad y se vuelve  más práctico.

Fue cuando comencé a notar que a nosotros los dominicanos nos cuesta eso.  Nos cuesta dejar la seguridad de los padres y lanzarnos solos.  Crecemos en casa de los padres.  Terminamos la escuela y seguimos (salvo algunos casos) en casa de los padres.  Cursamos la Universidad completica y seguimos en casa de los padres y cuando nos vamos es porque ya nos casamos y nos vamos a vivir con nuestra pareja.

No existe un modelo cultural o social que impulse al joven dominicano a aventurarse.  Los papás tampoco quieren soltar a sus muchachos a la calle.  Todavía el muchacho crece, se consigue un trabajo y vive sin poner siquiera 60 pesos en la casa para comprar un botellón de agua, es más, el papá hasta le paga el celular al tajalán.

En otros países, ya a los 18-19 años los muchachos tienen que ir buscando su “determinio” como diría mi amiga Patricia. Ya sea forzados porque deben mudarse a estudiar a otra ciudad o porque ya no quieren estar en casa de sus padres.  Existe un deseo de independencia que en muchas culturas latinoamericanas no existe.

 Y claro que ahora hay mucha gente que se va a estudiar fuera, a hacer maestrías, etc., algunos becados y otros no, sin embargo todos recibiendo el apoyo económico paterno.  Y no es que esté mal o que esté en contra de eso.  En caso de yo tener hijos haría hasta lo imposible por apoyarlos en todo lo que yo pueda, pero también espero poder inculcarle un espíritu libre y un sentimiento de independencia que le permita recibir mi apoyo pero que no coarte su libertad y no fomente una dependencia que no es saludable.

En definitiva creo que nos han criado en una zona de confort tan confortable (valga la “rebuznancia”), que nos da flojera salirnos de ahí.

“Ello hay que soltar”

moveout-superpowers-456

I’m Back!!! (…Espero)

I'm Back and Bringing it!

I’m Back and Bringing it!

Diablo! Pero yo no escribo desde Marzo! Es cierto eso que dicen de que a uno se le pasa el tiempo y no se da cuenta, que el tiempo pasa volando y que cuando uno viene a ver ya estamos en diciembre. Siempre y cuando uno no esté esperando en el consultorio del médico con el celular descargado, porque amigo… eso sí es fuerte!

La gente que sabe de esto (escritores, poetas, wannabes y demás hierbas aromáticas), cuando no tienen nada que escribir dicen que la musa se les fue, pero para dónde? Y mucho más importante, qué carajo es una musa?, porque lo único que yo conozco parecido a eso es el musú, y eso sirve para bañarse y “descotarse” el cuello, con mucho cuidado de no estrujarse muy duro porque fácil que se le va un pedazo. Mi amigo Carlitos me regaló un musú el año pasado, pero justo al otro día me enfermé y no pude usarlo, yo debería buscarlo porque eso debe estar por ahí en casa y ese asunto exfolia hasta los pensamientos!

Pero volviendo al tema que nos ocupa, el caso es que me quedé sin historias, me quedé sin palabras, y los meses pasaron y mi “musú” no aparece. Algo triste para alguien que no es escritor pero disfruta escribir. Y aunque a diaro me digo: “mañana escribiré algo” la realidad es que mañana llega y yo sigo en blanco.

Escuché en algún lugar que los motores que impulsan a escribir son dos, los mismos que nos impulsan a nosotras las mujeres a cortarnos el cabello o darnos un tinte extraño: cuando estamos felices o cuando nos está llevando er diablo.

Esto es un poco problemático, porque cuando uno anda arrastrando los mocos y amargada poniendo a Romeo en los audífonos para que nadie sepa que uno escucha bachata, lo más probable es que salgan de la pluma historias deprimentes o cargadas de desdén; cuando el caso es contratio y estamos feliz como lombriz (cosa que nunca he entendido porque el mero objetivo de la existencia de la lombriz es que una gallina se la coma), se tiende el riesgo a sonar cursi, ridículo y plagoso. Entónces, no sé si estoy muy de acuerdo con esta teoría. (Aunque debo reconocer que las cosas que más me han gustado las he escrito cuando estoy decacaréndome de sufrimiento, pero ésas no las publico).

Yo pienso que uno escribe cuando quiere hacerlo, sin importar el estado en que se encuentre. Algunas cosas quedarán bien, otras no. Lo importante es hacer el compromiso de esribir con el corazón, con la emoción que brinda el saber que en algún lugar a alguien le llegó lo que escribiste, que alguien se ha identificado con un escrito, o que le has hecho sonreir.

Creo que la mejor recompensa que puede recibir quien escribe es despertar una emoción en quien nos lee, independientemente del tipo que sea, de otra forma esto es sólo palabras que se pierden en el papel. Por eso cuando alguien me ve y me pregunta dónde estoy, me dice que le hace falta algo nuevo en el blog, me llena de una contentura parecida a cuándo veo el Instagram de Adam Levine.

Así que les mando un abrazo a quienes me leen y constantemente me preguntan cuándo regreso… guess what? Ya Regresé.

(O como diría Britney: I’m Back Bitches)

Bárbaro! Me atracaron!

 

Hasta cuándo?

No sé ni como comenzar a escribir este post, si con la impotencia que siento, el enojo, el miedo que ahora me acompaña cada vez que tengo que caminar sola, o simplemente el agradecimiento que siento porque no me pasó nada más. 

Y es como dicen por ahí, cuando te toca te toca. Estaba saliendo para la oficina, no debía hacerlo puesto que en ese mismo día iniciaba mis vacaciones, pero había quedado en hacerle un favor a un amigo/cliente así que retrasé las vacaciones un par de días para poder completar el trabajo que había iniciado. 

No sentí cuando la motocicleta se me acercó y cuando escuché el sonido los dos tipos que iban en ella ya estaban prácticamente al lado de mi. El que iba detrás se desmontó rápidamente y me indicó que no hiciera ruido, me dijo que le diera el reloj y yo extendí la mano y él mismo me lo quitó. Paso seguido me dijo que le diera la cartera y yo extendí la otra mano y se la di. No sé de dónde me salió decirle que se llevara el monedero y me dejara la cartera porque era nueva (hay que ver que uno no piensa y reacciona de formas impredecibles en situaciones como esa). No recuerdo lo que me dijo el tipo, pero se metió mi cartera debajo del poloshirt, se montó de nuevo en el motor y arrancaron. Justo en ese momento me entraron los nervios, no podía hablar y sólo pensaba en qué me habría pasado si yo no hubiese reaccionado con esa aparente calma.

Entré a mi casa, mami casi se muere cuando le conté. Yo todavía me sentía incrédula, es que no salía de la sorpresa de que esto me haya pasado a mí. Yo no vivo en un barrio “caliente” como dicen, yo vivo en una zona residencial, al a gente que vive en sitios tranquilos supuestamente estas cosas no les pasan… supuestamente.

Aunque yo no tenía dinero en mi cartera, ahí iban mis documentos, mi maquillaje (usted sabe en cuánto sale reponer todo su maquillaje… tire números que eso no sale barato), y el sadwich de mi desayuno; y aunque me sentía sumamente impotente, sonrei al pensar que al revisar no encontrarían nada de valor ahí dentro, que su intento de “ganarse el sustento” no fue fructífero. Aunque el reloj sí vale algo, no creo que lo puedan vender por mucho, es un reloj robado.

Estoy enojada, me siento triste, me siento insegura. No puedo estar en mi calle, no puedo caminar frente a mi casa. Hasta donde hemos llegado? Me da miedo que mami se siente en la galería de mi casa, por temor a que alguien llegue y le haga algo. Dónde estan las autoridades, dónde estan las personas que deben asegurarse de que los delincuentes esten tras las rejas? Si cuando ellos los meten presos los sueltan al otro día. Ya los conocen. La policía saben quienes son y los dejan salir de una vez.

Me dieron deseos de tener una pistola y “vacearsela” encima a mis atracadores. Sin embargo esto no resuelve nada. Nuestra sociedad está tan dañada que ya no hay respeto a la vida, te pegan un tiro por una cadena o un celular. Estamos educando a quienes vienen creciendo bajo el entendido de que una vida no vale nada? Estamos enseñando que mientras más facil se consigan las cosas, mejor será?

Cojollo! tanto que jodió papi para que uno estudiara, para que uno consiguiera un trabajo!!! Y no era que nos estaba llevando er diablo o que los 400 pesos que yo le daba a mami dizque “para los gastos de la casa” con mi primer trabajo, fueran necesarios, No. Es porque estaban ejercitando mi responsabilidad, enseñandome a ser consciente del valor del dinero y que lo que quieres debes ganarlo honestamente. 

Es acaso tan dificil pasar estos valores a las emergentes generaciones? Es que los valores ya no tienen valor?

Estoy perdiendo la fe en mi país.

MercaSID Presenta: Mazola Academy

Jueces de Mazola Academy

La empresa MercaSID y su marca Mazola, anunciaron los detalles de la competencia Mazola Academy, el primer reality show dominicano de las artes culinarias.

El encuentro fue llevado a cabo en las instalaciones de Praia. Con la finalidad de hacer sentir a todos como parte de la nueva propuesta, los invitados disfrutaron de una escenografía que asemejaba un exquisito espacio culinario.

Para la presentación del programa, el evento contó con la presencia de José Llano, Gerente de Negocios de MercaSID y la marca Mazola. A su vez, se destaca la participación de los cinco expertos gastronómicos Saverio Stassi, Yuri Sasaki mejor conocida como Chef Pandita, Eduardo Rodríguez, Catherine Lemoine y Emil Vega – quienes servirán como jueces en el reality en el que los participantes competirán para convertirse en el primer chef de Mazola Academy.

En sus palabras a los presentes, José Llano define la iniciativa de Mazola Academy como un espacio para los amantes de la comida. “Con este nuevo y ambicioso proyecto, tenemos el objetivo de promover e impulsar la creatividad gastronómica y principalmente el desarrollo de los nuevos talentos en el arte culinario de nuestro país, donde las habilidades culinarias de los concursantes alcanzarán otro nivel” indica Llano.

EL PROGRAMA

Mazola Academy es el primer reality gastronómico de República Dominicana. En su transmisión, un grupo de participantes con conocimientos altos en gastronomía y cocina, demostrarán sus habilidades para mezclar sabores, preparación de platos y estilismos de los mismos.

El participante ganador del primer lugar, obtendrá una beca con todos los gastos pagos por 6 meses para realizar un diplomado internacional de cocinas del mundo en la prestigiosa institución Le Cordon Bleu en Perú. Adicional, el ganador obtendrá medio millón de pesos (RD$ 500,000.00), pasantía en cada uno de los restaurantes de los chef y clases especializadas en Kitchen Center.

Mazola Academy, el primer reality gastronómico de República Dominicana se estrenará el próximo domingo 9 de septiembre a las 10:00 PM por Antena Latina. El público disfrutará de la programación de la competencia de manera semanal, todos los domingos en el horario prime time.

Para más información,  pueden acceder a mazolaacademy.com, como a su vez las redes sociales en facebook.com/mazolacanolard y Twitter @MazolaRD

EL JURADO

SAVERIO STASSI

  • Chef ejecutivo de Pat’e Palo.
  • Maestro del foie grass.
  • Graduado de la Escuela Castialimenti en Italia      de Artes Culinarias, postres y repostería tradicional.
  • Ganador del 1er lugar en el Concurso de cocina      “Meilleur Jeune Rotisseur Comisión”.
  • Ganador del 7mo Concurso Gastronómico de Carne      Americana en México en el área de Nutrición

EMIL VEGA

  • Chef Ejecutivo & Director Restaurante      AsiaMia
  • Director y Editor de la revista Gastroteca
  • Food Stylist
  • Consultor A&B
  • Degree en Dirección      Barna Business School
  • Degree en Hotel &      Restaurant Management del Southern
New Hampshire      University

EDUARDO RODRÍGUEZ

  • Gerente General & Chef Ejecutivo de      Ribereño graduado de Le Cordon Bleu en Artes Culinarias en 2010
  • Especialidad en Cocina Mediterránea y Francesa
  • Licenciado en Marketing

YURI SASAKI (Chef Pandita)

  • Graduada de la PUCMM en Artes Culinarias
  • Diplomado de Sommelier en El Catador
  • Especialidad en cocina japonesa, vegetariana y      repostería.
  • Autora de su propio blog culinario, esta chef      dominicana de ascendencia japonesa lidera las redes sociales.

CATHERINE LEMOINE

  • Graduada del prestigioso “Instituto Superior      Mariano Moreno”
  • Conductora del programa radial de gastronomía      “A4 Tiempos”
  • Chef/Conductora del programa de TV  “La      Cocina De Hoy Mismo”
  • Especialidad en cocina Tailandesa

No tenemos duda de que la idea es buena y tenemos grandes espectativas con este proyecto.