The Invasion

Cuando votamos para esta película yo todavía no tenía bien claro de qué exactamente se trataba, realmente yo voté por ella porque quería ver un género diferente a los dramas que últimamente habíamos estado viendo.  Tampoco sabía que Invasion es un remake de una película del 1956, The Invasion of the Body Snatchers (que también tuvo una versión, con el mismo nombre en 1978).  No he visto ninguna de las versiones anteriores, por lo que no puedo hacer comparación, pero esta no la encontré mala.

The Invasion está protagonizada por Nicole Kidman (The Others) y Daniel Craig (el más reciente Bond….. James Bond), y dirigida por Oliver Hirschbiegel, director alemán que yo no conocía hasta esta película.

La historia aunque inicialmente pudiera parecer complicada, es en principio muy simple, invasores alienígenas llegan a la tierra y tratan de convertir a todos los seres humanos en una especie de individuos incapaces de sentir emociones alterando su comportamiento, creo que podríamos denominar a los humanos infectados con esta epidemia como  zombies/alliens.  Una vez infectados los humanos, al dormirse experimentan una metamorfosis y despiertan convertidos en estos seres nuevos, sin embargo sin olvidar ninguno de los recuerdos de su vida anterior.  Son exactamente iguales que antes, las mismas personas, pero incapaces de sentir.

La Dra. Carol Bennell (Kidman) es infectada y lucha por no quedarse dormida mientras trata de proteger la vida de su hijo con la ayuda del Dr. Driscoll (Craig), y esperan la ayuda del Dr. Galeano, un colega de Driscoll quien está trabajando en encontrar una cura a esta rara enfermedad analizando muestras de tejido de las víctimas, y quizás la respuesta a esta búsqueda se encuentre en el propio hijo de la Dra. Bennell.

Aunque en algunos momentos uno se queda pensando en qué realmente es su mensaje, al final yo lo puedo resumir en una de las líneas de la película que dice algo como “un mundo sin violencia, ni historias de guerra en los periódicos, es un mundo sin humanidad”, creo que no son las palabras exactas pero es la idea, y en realidad si lo estudiamos bien, tiene su lógica.

La música es muy buena sobre todo en los momentos de tensión, definitivamente ayudan a crear el momento y en algunas ocasiones me sobresalté con un par de giros sorpresivos.  El manejo de la cámara sobre todo al principio de la película cuando puede verse a la doctora buscando desesperada pastillas en una farmacia y rogando no quedarse dormida, le brinda agilidad a la película y despierta el interés del espectador.

Al final puedo decir que la película es buena, no es excelente o muy buena, pero es entretenida, y ese es su objetivo, no es un dramón que nos lleva a pensar en el significado de la vida, y tampoco creo que ese sea el propósito de la misma,  pero me mantuvo entretenida, interesada en ver el final,  y no me dormí y ya eso es mucho decir porque yo desde que me sospecho que la película va a ser un clavo….. me duermo.

Juno

No tenía ninguna expectativa cuando nos sentamos a ver esta película, en realidad lo único que sabía es que estaba nominada al Oscar, pero no tenía idea sobre el tema de la película y quiénes actuaban en ella.  Juno fue escrita por Diablo Cody, dirigida por Jason Reitman (Thank you for Smoking), y protagonizada por Ellen Page (Hard Candy), Jennifer Garner (Alias), Jason Bateman (Arrested Development), Allison Janney (The West Wing).

Esta película nos lleva al mundo de Juno (Page), y a su muy inusual realidad y la manera en que ella y su familia tratan de sobrellevar el hecho de que Juno a sus 16 años queda embarazada de su mejor amigo Bleeker, justamente en su primer intento.  Juno, que todavía no lo cree, se embarca entónces en estudiar sus opciones, porque hay algo de lo que ella está segura, ni ella ni Bleeker están preparados para tener un hijo.  La vemos pasar por el momento de contarle la verdad a sus padres, por un intento de aborto y finalmente en la búsqueda de unos adecuados padres adoptivos para “la cosa” que ella va a tener.

De esta forma encuentra en un periódico local a Mark y Vanessa (Bateman y Garner), quienes, al menos en papel, parecen ser la familia perfecta para quedarse con su hijo.  A partir de este momento se dan situaciones muy interesantes, jocosas, y algunas un poco intensas, pero de que ninguna forma le restan ligereza a la película, que al final nos deja satisfechos.

A mi entender brinda otro punto de vista del embarazo adolescente, los diálogos son excelentes (en algunas ocasiones muy maduros para las edades de los adolescentes, pero para nada esto afecta el resultado final) y las actuaciones también, sobre todo Jennifer Garner, Ellen Page y Allison Janney.

Yo no sé si merezca estar nominada al Oscar porque tampoco es una película que me quitara la respiración, pero sí es muy buena, y altamente recomendable si desea pasar un momento agradable disfrutando de una película ligera, inteligente, un poco oscura, de vez en cuando real, pero muy, muy bien realizada.

American Ganster

 El domingo pasado, como casi siempre (cuando no hay un bonche alterno), nos juntamos al usual club de películas.  Había ganado en las votaciones la película Charlie Wilson’s War, pero como Nelson el compañero de Bigotez borró la película, terminamos viendo American Ganster, con Denzel Washington y Russell Crowe, y dirigida por Ridley Scott (que a mi parecer hizo tremendo trabajo).

 American  Ganster narra la historia de Frank Lucas un narcotraficante que llegó a dominar Manhattan en los 60’s y principios de los 70’s, pero el mérito está en la forma en que lo hizo.  No puedo dar muchos detalles para no caer en Spoilers, pero después de ver la película investigué un poco sobre la vida de Frank Lucas (ah, por cierto, la película está basada en hechos reales e incluso Lucas y Ritchie Roberts fueron consultores de la misma), el caso es que el tipo era extremadamente meticuloso con sus cosas, era innovador, se encargó de eliminar a los intermediarios y compraba la droga de la fuente de origen, y se trajo a su familia y gente de su pueblo natal en Carolina del Norte a trabajar con él, porque eran menos propensos a robarle.

En la película Denzel Washington interpreta al mafioso Frank Lucas, y Russell Crowe al detective Ritchie Roberts, con unas actuaciones que me parecieron muy, muy buenas.  Crowe se metió en ese personaje del detective outsider y Washington, aunque en un papel ligeramente parecido al de Taining Day (por el tipo de personaje), brinda una actuación totalmente diferente, pero igual de convincente.

Algo que a mí me gustó mucho es la forma en que Ridley Scott dirigió esta película… o sea el que crea que se va a encontrar con Scarface o cualquier otra película de gansters en esa onda está muy equivocado.  La película no tiene escenas excesivamente gráficas o un viaje de tiros pendejos en el medio; los personajes no son caracterizados como excesivamente oscuros, en ese sentido la película fue diríamos que algo refrescante dentro de su género, incluso Scott que nos tiene acostumbrados a películas de más de dos horas (Alien por poner una) hace que uno no pierda el interés.  Y además con ese cast….. ustedes no se imaginan a Josh brolin como el detective Trupo, sencillamente esta increíble !

En fin que esta película me gustó mucho, yo la considero muy buena, y todo aquel que tenga el chance de verla que lo haga y recuerde que yo se la recomendé.

 

Propósitos de año nuevo (Sí en febrero y qué?)

 

(Yo AMO a Calvin & Hobbes… y Calvin se parece tanto a mí!)

Yo sé que ya entramos en enero, o sea que este post viene un poquitico tarde, pero no quería dejar pasar más días sin tocar el tema, sobre todo porque yo recientemente hice mi lista de propósitos para este año.

Y es que tenemos una tradición con mis amigos, nos juntamos el día 31 de diciembre por la mañana y en una cartulina armamos un collage de imágenes de lo que son nuestrso propósitos… hacer una lista nos resulta aburrido y poco creativo… así que agarramos todas nuestras revistas viejas, catálogos, periódicos y nos sentamos tijera en mano a armarlo todo.

Pero este año como yo zarpé para Cabarete, los lindos de Julito, Mayra, Eugenio y Pinta se dedicaron a hacerlo todo si mí, en medio de llamadas telefónicas para contarme como iba la cosa.

Así que hasta ahora es que me puse a pensar en cuáles son mis propósitos de este año y después de dar cerebro, pensar en mis metas pasadas, y tomarme un red bull, decidí que yo tendría uno sólo….. buscar estabilidad. Una estabilidad que no sea sólo económica, sino que sea familiar, que sea espiritual, que sea emocional. Entónces declaré este año el año internacional del cero stress.

Estuve pensando en todas las energías y recursos de todo tipo que agotamos dándole mente a algo que quizás no lo merezca, o peor aún que tiene solución. He abrazado el enunciado que dice: si tiene solución para qué preocuparnos y si no tiene solución de qué vale preocuparse?

Esto puede sonar medio sinverguenza y medio irresponsable, pero no, no es así. Me explico: por qué en vez de tomar todo eso que invertimos en preocuparnos por disparates o cosas que son todavía una probabilidad no utilizamos eso para algo más productivo, algo que nos va a enriquecer y ayudar a crecer?, es más yo le recomiendo que si no se le ocurre nada parecido se ponga a tejer o se compre unos patines…… le aseguro que eso le dará más satisfacción que darle cabeza a un disparate.

Y eso es… mi propósito es ese… uno sólo pero que me va a dar más trabajo que´l carajo !

Fulan@ me cae mal

Últimamente y por razones que no vienen al caso mencionar ahora, he estado escuchando con mucha frecuencia esa frase : “fulan@ me cae mal”. Y he estado pensando en qué es realmente eso de caerse mal, eso de no soportar a alguien.


Yo entiendo que uno por razones de naturaleza humana tiende a buscar relaciones (de cualquier tipo) con personas con las que posee cosas en común, personas con las que tiene cierta afinidad, quizás criadas bajo unos mismos valores o simplemente por gustos parecidos.

He visto casos de hermanos que se hablan porque viven en la misma casa, pero que su verdadera relación de hermandad se encuentra en sus amigos. Eso es válido y por esas mismas razones es lógico que no compartamos tanto con esas personas con las que no tenemos nada en común porque … qué vamos a hacer juntos que nos interese o nos entretenga a los dos ?

Yo solía decir mucho eso, en realidad yo tenía poca tolerancia hacia personas que quizás no caen dentro de cánones y preceptos que yo tenía como correctos y adecuados para tal o cual cosa, cualquier persona que me diera la más mínima señal de que no estaba en la misma onda que yo, quedaba descartada pero de una vez, o sea yo sacaba los pies de forma radical. Y me tomó mucho tiempo entender que las personas somos todas muy diferentes y que esa forma de ser estaba limitando fuertemente no sólo mi círculo social, pero mi círculo de afectos, y vamos a estar claros, a mí me da mucho trabajo querer a la gente, pero si ya yo te quiero, puedes jurar que te voy a querer siempre no matter what.

El caso es que independientemente de que yo tenga preferencias para compartir con unas personas más que otras, he aprendido, a pesar de mi nivel alto de « jediondez » que yo no soy absolutamente nadie para « no soportar a alguien o para que alguien me caiga mal », y esto por unas sencillas razones: quién carajos soy yo para juzgar si una gente es ¨soportable¨ o no? (yo pudiera decir que no somos compatibles, y eso es otra cosa).  Otra razón es que la gente no está buscando tu aprobación y por lo general le va a dar tres pitos, dos flautas y un skim ice, el hecho de que a ti no te « caiga bien », y además que eso consume mucha energía, y crea sentimientos negativos que no le sirven a uno para nada, sólo para mortificarse la existencia, o para dejar de divertirse en una actividad X.

Esto es un trabajo en progreso, a veces sí digo… ¨pero carajo que difícil es soportar a fulano¨.. y después pienso que eso de soportar es relativo…… y que yo no tengo que soportar a nadie, que yo tengo que aceptar a la gente y esas son dos cosas totalmente diferentes y aceptar es definitivamente complicado, y amerita comprometerse con el deseo de no juzgar y eso no siempre es posible, pero estamos trabajando en eso.

Pero vamos a aclarar ….. Esto no es algo que yo haya hecho como un acto de nobleza o como un desprendimiento desinteresado, este cambio tiene sus razones totalmente egoístas, todo el beneficio va para uno. Uno se siente libre, sin presión, y es que enojarse o mortificarse, cansa, agobia y saca arrugas….. y ya después que uno pasa de los 25 hay que cuidarse de eso.

Aunque debo agregar que de vez en cuando le da su satisfacción a uno el verle la cara a esa persona que no te soporta, cuando tiene que aguantar tu presencia y que a ti eso ni siquiera te importe…. Eso mi querido lector es simplemente priceless.  ( Jejejejeje, Like I said… I´m a work in progress)