Día Internacional de la Mujer

international-womens-day

No es que yo sea hater, que quiera llevar la contraria, que sea izquierdista, machista, que no valore el género, que crea que somos menos, no. El tema mío con la felicitadera un día como hoy es que usted agarra a cualquiera de los hombres que les ha felicitado y le pregunta el porqué de la felicitación y no va a saber en realidad qué se conmemora hoy o por qué la está felicitando.

A mi entender esto es una muestra de que a pesar de todo el camino transcurrido todavía existe una falta de conocimiento de las luchas de las mujeres generación tras generación, un no-reconocimiento de nuestros derechos. Y hasta puede notarse un dejo de condescendencia de parte de algunos. Básicamente le dirán que la felicitan por ser mujer, lo más lindo sobre la tierra (lo que es cierto, pero eso es otro tema), o sea, que en esencia nos están felicitando y dándonos un día por tener popona.

Esta mañana escuchaba en las efemérides por radio que hoy se celebra un año más del reconocimiento de la “capacidad intelectual de la mujer para votar”. Aparentemente hace 80 años no teníamos cerebro.

Entonces no, prefiero la no-felicitación y esperar el respeto y el reconocimiento de equidad de genero.

Prefiero que el día que quiera salir con el escote hasta el ombligo no sea juzgada por eso, y el día que decida no hacerlo, tampoco.

Prefiero que cuando aplique a un puesto de trabajo el salario ofertado sea igual o mayor que el de los demás concursantes masculinos.

Prefiero que no me levantes la mano, que no me levantes la voz. Que no me marques el cuerpo y el alma con abusos.

Prefiero que en una entrevista no me pregunten si estoy casada, si tengo hijos o si pienso tenerlos en un futuro cercano, porque las mujeres con hijos piden muchos permisos y hay que darles licencia de maternidad.

Prefiero que no te sientas en el derecho de vocearme “piropos” en la calle, que entiendas que eso no es un halago, es una agresión, es acoso.

Prefiero que no me ordenes la comida a menos que te lo pida. Yo sé lo que deseo comer, yo tengo mis gustos, yo sé que quiero. Y el día que no sepa, que me dejes ser.

Prefiero que el largo de mi falda no sea permiso automático para descartarme e irrespetarme.

Prefiero que no mutilen mi cuerpo, que termine la violencia sin sentido que viven día a días mujeres en naciones cuyas costumbres y leyes no entendemos, a quienes intentan quitarles su dignidad a diario, y cuya fuerza las mantiene vivas.

Pero más que todo eso, prefiero que entiendan que cada mujer lleva su lucha individual, interna, externa, que los demás saben, que los otros ignoran, pero una lucha que inició al nacer y no terminará al morir. Una lucha que seguirá la generación que viene detrás, con deseos fervientes de que llegue el momento en el que la igualdad, el respeto y los derechos nos sean totalmente reconocidos; de manera que no haya sentido en celebrar este día, de manera que sobren las “felicitaciones”. Porque todas desde nuestro lugar, posición y circunstancias, somos valiosas, somos guerreras y somos unas maRditas duras.

 

Anuncios

Dia Internacional de la Mujer

Mafalda, genial y oportuna!

Hoy se celebra a nivel mundial el Dia Internacional de la Mujer.  WOW! Qué felicidad!!! Nos dedicaron un día!!! Wooohoooo!!

Disculpen el sarcasmo,  es que en el 1908 y decadas siguientes la celebración de este día significaba un logro, una victoria para la mujer que luchaba por su participación en la sociedad a un nivel de equidad con el hombre (jajajajajajaja, disculpen, si me pasé).  La lucha por ser productiva, por ser parte de una economía en desarrollo.  Todavía hoy nos cuesta ser consideradas como iguales a los hombres sobre todo en el sector laboral…. y pudiera decir que sólo en el sector laboral.  Porque en todas las demás áreas… mujeres, estamos “cargando pesa’o”.

No me malinterpreten, yo creo y defiendo el derecho de luchar por la igualdad, y hemos recorrido como género un laaaargo camino, pero aún nos queda mucho.  Nos queda, por ejemplo, concientizar a las mujeres abusadas física y psicológicamente por parejas que han mermado su seguridad y su amor hacia sí mismas hacia una mínima expresión.

Pero mi artículo no pretende ser un ensayo político sobre la importancia de la mujer en la sociedad, sobre la lucha por la igualdad… mi artículo será considerado por muchos de quienes lo lean como un “retroceso”.  Y a usted que piense eso, tiene todo su derecho de tener su opinión.

Y es que el problema surgió cuando las feministas fanáticas vinieron y agarraron este día y lo convirtieron en un “abanderado” de su movimiento, viniendo a desvirtuar todo lo que significa y viniendo por lo tanto a fuñir a uno, que nunca quiso ni ha querido cargar fundas de supermercado, o abrir puertas.

Nooooo mi querido lector, querer igualdad no significa que en nuestra primera salida yo voy a pagar el 50% de la cuenta… y si tengo que hacerlo, ese candidato a pareja ya fue descartado, de inmediato, sin lugar a segundas oportunidades… y  me importa un pepino que usted piense que yo soy una materialista en una sociedad moderna llena de megadivas.  El cortejo de una mujer sigue siendo el cortejo de una mujer.  Este es su momento de ser galante, lucirse y conquistar.  Si despues de ahí tenemos que dividirnos cuentas o yo pagarla completa no me importa, lo hago con gusto, pero al principio… PAGA USTED.

Ser mujer no quiere decir que vas a abusar de mí, que querrás que deje mi empleo, mis amistades y mi familia y me dedique a ti.  No significa que controlarás como me visto, que dejaré de pintarme las uñas o ir al salón… que me dedicaré al “chancleteo” de por vida.  Entérate: no soy tu esclava.  En fin que no quiere decir que deba aguantar abusos de ninguna índole, porque puede ser que yo te quiera mucho…. pero me quiero más a mí, y eso es algo, mujer, que no debes olvidar nunca:  Al momento que comienzas a quererte, inicias una relación de amor que durará toda la vida.

Tampoco quiere decir que yo tenga que abrir puertas, cargar fundas o retirar la silla.  Lo cortés no quita lo valiente, y no hay nada más chulito que un hombre atento, ademas uno tiene que aguantar un muchacho 9 meses en la barriga, caminar con los pies hinchados y hacer pipí cada dos minutos… así que cargar una cubeta de agua de vez en cuando, abrir una puerta y llevar las fundas, no parece un mal intercambio.

Aunque a nosotras las mujeres nos da placer atender a nuestros varones, prepararles la comidita,  tenerle la ropa arregladita y prepararle los tragos en algunas actividades, es algo que uno hace por gusto, no es una obligación, es algo que nos llena de satisfacción. Si algún día no podemos, estamos cansadas de trabajar todo el día, o simplemente no nos da la gana de nada, mi amigo… usted puede dar una fregadita, cocinarse alguito rápido y hasta prepararle a uno un vodka con 7up (porque a mí no me gusta la tónica)

En fin que espero que independientemente de que busquemos y celebremos la igualdad, no pierdan de vista lo verdaderamente importante:  a pesar de lo que las feministas fanáticas quieran inculcarles: todavía necesitamos que nos añonen, que nos den cariño, nos consientan y nos sorprendan, pero más que nada que nos respeten… porque somos mujeres al 100% … incluso mientras seguimos trabajando 8 horas al día, luciendo fabulosas y con todo bajo control.

Feliz día de la Mujer!!!!