Día con Día (A falta de título)

Mariposa

Es un camino largo llegar a la realización de que sí, que uno falla y se equivoca, que tiene espacios donde no se es lo suficientemente eficiente o efectivo, o incluso afectivo. Es un camino un poco más cuesta arriba asumir esta responsabilidad, notar que no utilizo la palabra “culpa”. Me gusta más “responsabilidad”, “culpa” viene acompañada de sentimientos de cargas, de penitencias auto-infligidas que no impulsan, paralizan. Nos asumimos casi perfectos, porque no podemos decir delante de la gente “perfectos”, para no parecer pedantes o creídos, pero en el fondo y por lo general nadie asume que frente a algo tiene una mala posición por el simple hecho de que es la suya, y una posición suya siempre estará correcta, siempre estará bien.

Volviendo a esas fallas, a esas cositas en las que nos quedamos cortos, que por un motivo X no vemos, es en cierta forma tortuoso reconocerlas y puede ser más duro oírlo de otras personas. En cuyo caso se hace necesario escuchar y estudiarse, pero sobre todo ejercer la humildad y no ver esto como un ataque, sino como una oportunidad de mejora.

Y ahí mi punto. En lugar de deficiencias, ver oportunidades de mejora.

Yo hago listas. No en el celular, no en una computadora. Me gusta hacer listas en una mascota, a mano, y cuando hay alguna cosa que deseo hacer, escribo un plan. Sí, un plan de negocios, con misión, objetivos, estrategias, indicadores, todo el paquete. Me gusta, lo disfruto, y de paso me da una visión de pequeños pasos que ejecutados de manera correcta hacen grandes cambios. A veces funcionan, a veces no. A veces lo sigo, a veces lo suelto, luego lo retomo, pero trato de persistir. Vamos, que uno no es infalible.

En la medida en la que nos mantenemos ocupados en nuestro propio desarrollo, no tenemos tiempo para juzgar o joder a los demás. El ser humano está en constante movimiento y debe estar en constante crecimiento, negarse a eso bajo el precepto de que todo está bien no es conveniente, de hecho, creo que tampoco es inteligente. Donde sea que exista un atisbo de aprendizaje, el mismo debe ser aprovechado, no importa si viene de una autorrealización personal, o traído a la luz por otras vías; ejercer el agradecimiento en todas las áreas de la vida es sin lugar a dudas la forma más simple de ver las cosas de una manera diferente, no como un obstáculo sino como una ventaja.

En el momento en que entendemos y asumimos que podemos siempre intentar ser una mejor versión y tener el propósito de alcanzarla, la complejidad de los sentimientos encontrados al darnos cuenta, se ve superada por un deseo de comprometerse, sin grandes manifestaciones, a ser mejor, sólo un poquito, y día con día.

  • Anuncios
  • Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s