Dating en tiempos de crisis: La Inversión Femenina

 

El alto costo de la Vida!

Estamos claros en que la actual situación económica ha afectado todos los sectores de la vida, incluyendo esa parte divertida que es el “dating” (en inglés porque no encontré un término bonitoso para ponerlo en español).

Las mujeres se quejan de que los hombres están escasos.  Los hombres se quejan de que la situación económica está muy fuerte para “hacerle un tiempo” a una mujer, cuando ellos salen con su grupo de amigos a un bar y ahí mismo ligan con quien irse para no dormir solos (poniéndolo de manera simple), no hay que complicarse con invitar a la mujer a salir, brindarle la cena o los tragos , buscarla y llevarla a su casa, para que luego de varias salidas sea que a ellos les “salga algo”.  En pocas palabras para qué comprar la vaca si la leche es gratis.

Los hombres se quejan de que son quienes llevan la carga forzada en este asunto del “dating”, porque como medida de galantear a uno, no se pueden poner de ruyíos, deben ser espléndidos y brindar y complacer a la mujer en cuestión.  Y en cierto punto uno hasta se siente un poco culpable.  Sin embargo, luego de una charla sostenida con unas amigas el pasado fin de semana, se me fue ese sentimiento de culpa y me sentí con la responsabilidad de explicarle a usted amigo lector, que para nosotras no es tan fácil como guindarnos un vestido y esperar que ustedes nos pasen a buscar… Nooooooooooo, eso no es así, detrás de todo esto hay una inversión fuerte.  Porque el look “natural” no es tan natural como creen, eso conlleva toda una producción, para vernos como que no hemos hecho esfuerzo para estar regias.

En este artículo expondremos las dos situaciones de más alto impacto: 

  1. Si es la primera vez que salimos con el tipo.
  2. Si ya usted se decidió a jugar sin ropa con el pana.

 1. Si es la primera vez que usted sale con el tipo, hay que darse trato.  No hay una segunda oportunidad para dar la primera impresión.  Hay que ir al salón y pagar por un lavado y secado algunos RD$ 300.00, arreglo de manos y pies, súmele RD$ 500.00.  Se depiló el Bigote y las Cejas, porque uno no va a salir con el tipo como Elmo el de Plaza Sésamo o como Sam Bigotes, y esa depilación le sale en unos RD$ 350.00.  Si el tipo le importa  mucho, lo más probable es que usted se quiera comprar por lo menos una blusita, así que agregue RD$ 1500.00 (siendo muy conservadores, que ese monto puede subir).  En general, estamos estimando que en la primera salida con el sujeto en cuestión ya usted ha gastado alrededor de RD$ 2,650.00 y no ha puesto un pie afuera de su casa.  Ahora calcule que usted estará gastando esa misma cantidad de dinero (sancando la blusa) cada vez que usted salga con el tipo.

2. En el segundo caso, ese en el que ya usted decidió que esa noche el juego se va a “dar a más” como diría mi hermanito, el relajito sale mucho más caro.  Usted fue al salón, pero como usted va a sudar, dar brincos y la van a deflecar, un lavado y secado no es suficiente, hay que darse una plancha, para que no parezca una gallina matada a escobazos.  Entónces el costo del arreglo del cabello le sale como en unos  RD$ 1,000.00.  Igual rutina de manicure y pedicure por RD$ 500.00.  Se fue a la estética y se hizo la rutina de depilación de cejas y bigotes, peeeeeeeeero como esa noche usted se va a quitar la ropa, súmele a eso la depilación de piernas y área del bikini, así que el viajecito a la estética le salió por RD$ 1,750.00.  Partiendo de la misma premisa del párrafo anterior, que no hay una segunda oportunidad para la primera impresión, usted tiene que ir a comprarse un conjuntico de ropa interior coqueto, si no se alocó y se metió en Katia a comprarlo, vamos a asumir que pagó unos 1,500.00 en una tienda más económica, por dos tiras de tela que le llaman panties, y en unos bras que dejan la mitad de los senos afuera.  En este caso su inversión es de RD$ 4,750.00.  Y este gasto será igualito por lo menos las primeras veces que vaya a ver a linda con su amado, porque al principio uno no va a estar repitiendo ropa interior.

Entónces querido amigo, cuando a usted se le ocurra quejarse de que usted tiene que pagar la cuenta mientras esté cortejando a una dama, recuerde de todas esas cositas que ella hace para su disfrute, para que no se encuentre con sorpresas cuando bajen las luces.  Recuerde que esos detallitos chulitos no son gratis, cuestan y no poco. 

Y usted amiga, cuando le pasen el menú y se sienta culpable por pedir un trago un poco caro… olvídese de eso que ya usted lleva casi 5 mil pesos abajo!

Pero no malinterpreten el tono de este artículo que no nos estamos quejando, todo lo contrario, son cosas que uno hace con gusto, siempre y cuando la mujer sea limpia, pero sobre todo… siempre y cuando sea una “Mujer que se Respete”.

Síguenos en Twitter:  @MujerRespetate

Y próximamente en:  www.mujerrespetate.wordpress.com

Anuncios