Las Crónicas de Lola: Las Amigas Peligrosas

Uh Uh Uh Uh... ningún, ningún

Uh Uh Uh Uh… ningún, ningún

– Pero ven acá Lola, ¿y Ramón?

– ¡Ay no mi amor!, a Ramón le retiré la camiseta como dicen, porque yo no soy relajo de nadie.

– ¿Pero,  y cómo así?

– Es que yo no comulgo con eso de que el marido de una ande por ahí de arriba para abajo con amigas sospechosas,

– ¿“Amigas sospechosas”, y cuáles son esas?

– ¡Pero esa pregunta se cae de la mata! Existen unos tipos de “amiga” que el varón de una no puede tener, porque uno tiene que salvaguardar la relación, ser precavida y andar viva, que cualquiera de esas “anmigas”  en lo que tú miras para el lado te roba el marido y ni cuenta te diste. Después de muchos años de expeciencia, yo no acepto que mi marido tenga amigas que caigan en las siguientes categorías:

1. Mujeres solteras, con muchos cuartos y que no trabajan.  Este espécimen lo que más tiene es tiempo y dinero para beber y pasarse el día dando rueda en jeepeta quemando gasolina. Nadie sabe de donde saca el efectivo, y corren rumores de que un funcionario la mantiene. Les encanta coger carretera y cruzar el peajes.

2. Mujeres con un novio que nada más lo conoce ella. Me explico: ella supuestamente tiene un novio, al que ama con locura, pero nadie lo ha visto, nadie lo conoce.  Esta amiga cuando se arma cualquier actividad siempre llega sola y anda buscando bola para llegar a su casa porque a ella “no le gusta manejar sola y de noche”. Esta especie es muy peligrosa, porque pica por abajito.  Aquí también podemos incluir a la mujer cuyo marido viaja mucho por trabajo, porque esas tienen un vacío que llenar.

3.Promotoras: Nunca, nunca, nunca amigas promotoras, mucho menos de bebidas energizantes.

4. Mujeres solteras, relambías, cariñosas, bebedoras y que nada más andan en ropa corta. Como soltera al fin, esta mujer no tiene problema de horario para andar. Mientras las otras mujeres están buscando a los muchachos en el colegio ella está “tirando” frias en el car wash de la Churchill, bebiendo a pico de botella y haciendo muecas con el trago, lo cual es el símbolo internacional de la mujer vagabunda.

Pero la lista no se queda ahí, nunca confíes en una “mejor amiga” de tu marido que tenga crédito donde Correa, que pite con dos dedos en la boca o doblando la lengua. Tampoco es buena si ha ido a Máximo Playa, si ella considera ropa de oficina un escote hasta el ombligo y usa ropa de brillo para ir a trabajar. Y mucho menos la que cuando suena “Cosas de él” de Mirian Cruz vocea “diablo que disco” y le da un manoplazo a la mesa.

– ¡Pero hay que ver que tu eres una mujer machista, retrógrada y atrasada! Por eso es que yo digo que esta sociedad va para atrás.

– Unju… sí… yo seré muy atrasada, pero el día que Pepe te presente una “amiga” y al preguntarle qué hace, la mujercita te salte con que ella baila, y no ballet, sino de noche, con poca ropa y de brillo, te apuesto que ahí mismo se te quita lo feminista, evolucionada y avanzada….   Anda viva, Fifa… Anda viva!

Anuncios

Las Amigas: Una cosa demasiado chula !

.

Y de repente sucedió.  A usted la acaban de botar sin ninguna explicación lógica, es más, sin ninguna explicación y punto.  Usted está fuera, out, como la chacabana, sentada en la banca, ya le retiraron su camiseta, le dieron de baja o cualquier otra alegoría que quiera emplear para admitir que le dieron “game over”

 Y Ahora?

 Bueno pues ahora viene lo normal, recurrir a tu red de seguridad, donde siempre vamos cuando uno siente que se le sacude el mundo y se le está cayendo el medio-fondo :  Las Amigas.  Muchas veces subestimadas, y más veces dadas por sentadas, pero que no dudan en prestarte su hombro, escucharte y hasta darte dos galletas virtuales para que dejes de estar poniendo status depresivos en el gtalk o publicando videitos “tirapuyas”  en Facebook.

 Antes de seguir quiero aclarar que yo me refiero a aquellas amigas de verdad, las que son necesarias, y que puedes durar años sin ver y al encontrarse es como si nada hubiera cambiado.  De manera personal puedo decir que no sé que hubiera hecho sin mis amigas, ellas saben quiénes son (y uno que otro amigo, pero eso es otro tema), porque todas en su momento y quizás sin saberlo han sido un salvavidas para mí -tipo tubo de los que alquilaban en Boca Chica-, porque cuando yo pensé que me estaba “decacarando” me dieron mi manita de pintura.

 Y es en estos momentos donde las amigas se vuelven más solidarias que nunca, son las abanderadas del Club Yo Odio a Fulano (inserte aquí el nombre del rabo’e vaca que la botó).  He aquí algunos de los argumentos ampliamente utilizados por las amigas, y debo reconocer que yo misma he dicho uno que otro cuento de estos para hacer sentir bien a alguien, pero es que en esos momentos esos argumentos a uno le saben a nada, son puras palabras… uno lo que quiere es que le saquen el corazón así como le iban a hacer a Indiana Jones en el Templo de la Perdición, para que le deje de doler.

 1.  Ay Amiga, ese hombre te quiere, si se le nota, lo que pasa es que él no se ha dado cuenta y créeme que cuando él se de cuenta va a ser muy tarde… Ese… Ese se arrepiente, que te lo digo yo !   MENTIRAAAAAAAAAA…. Ese tipo no la quiere nada a usted, si la quisiera no se hubiera ido con un modelo nuevo.

 2.  You’re too much for him.  Sí, así mismo en inglés, probablemente sea una amiga suya que estudió en un colegio bilingüe, y se le ha olvidado que estamos en RD, o quizás sea una adicta a ver las series sin subtítulos, porque ella sable inglés y no necesita eso.  Pero  ESO ES CUENTOOOO !!!! Si eso fuera verdad ese hombre todavía estuviera pisando el suelo por el que usted camina y agradeciéndole a Dios, Alá, Yobú o el que sea, el hecho de que usted apareció en su vida.

 3.  Bórralo del MSN, bórralo del Facebook, no borres su número de teléfono para que cuando llame sepas que es él y NO le contestes.  Esta no está tan mal… pero UNO NO SE AGUANTA !!!  Porque desde que ve ese celular sonando, a uno se le olvida que el tipo es un desconsiderado, que tiene 5 días sin llamarla, el único pensamiento que le cruza a uno por la cabeza mientras da dos brinquitos como los perritos es : ME ‘TA LLAMANDO… ME ‘TA LLAMANDO !!!!  Hay que ver que uno es tonto…

 4. Deja de estar publicando mierditas en Facebook, cámbiate de ropa y arranca para la calle, que tú no tienes que andarle demostrando a la gente que te está llevando er diablo.   También un buen consejo, pero uno piensa que para qué va a ir uno a la calle, a entrar a los sitios con miedo de encontrarse al  tipo en cuestión gozando de lo lindo mientras usted anda arrastrando las cadenas de la soledad eterna??  O peor aún sentarse con cara de “me quiero ir para mi casa” y aguarle el bonche a los amigos??

5.  Ese tipo es un perro, yo me la llevé desde el principio, yo no quería decirte nada porque yo sé que tú estabas entregada a él, pero yo desde que lo vi supe que no iba a servir para nada.  Y es cierto, tú sabes que quizás tu amiga tenga razón pero, como pasa siempre en los momentos de ruptura, la memoria se vuelve selectiva y tú solo recuerdas los momentos felices, esos pequeños gestos y detalles que te enamoraron, ese chocolate que te regalaron, ese abrazo,  y de tu boca solo sale bien bajito una voz con más vergüenza que pena, que dice :  Pero yo lo quieroooooo.

 6.  Pensándolo bien, es mejor que pasara esto ahora y no después.  Pero como así ??  Ojala que no hubiera pasado nunca y que viviéramos happily ever after (como diría tu amiga la del colegio bilingüe)

 Pero en ese momento uno con esas palabras se limpia las nalgas, no le sirven de nada, es más ya está uno pensando que son pretextos para no decirle claro y pela’o cuál es la cruda realidad:  Que no quieren estar con usted.  Sin importar las razones todo se reduce a eso:  El pana, mi querida, ya no quiere estar con usted, puede que se arrepienta… puede que no.  Puede que lo mejor que le haya pasado es que él haya salido de su vida… pero puede que no.  Lo que sí está claro es que se fue.

 Pero todo pasa y lo más probable es que todo eso que te dijeron tus amigas sea verdad y que con el paso del tiempo al mirar atrás sonrías y en voz alta te digas:  Coño y por eso era que yo me estaba mueriendo????   (O puede que no)

 You’ll never know.