Entre quedarnos y no quedarnos… vamos en atraso? No creo.

 

Quedarnos o no quedarnos, ése es el dilema

 

Nota aclaratoriaEs muy probable que el lector crea que yo retrocedí 100 años, que yo soy una “atrasá”, pero no creo que lo sea, es por esto que quiero aclarar que yo defiendo cualquiera de las opciones que la mujer tome en cuanto a cómo vivir su matrimonio y cómo criar a sus hijos.  El hecho de que usted prefiera una opción sobre otra no quiere decir que puede menospreciar a quienes han decidido vivir su vida de otra manera.

Hace unos días en Twitter se hablaba de que las mujeres tenían que prepararse para no depender de ningún hombre, que las mujeres que se quedan en su casa lo único que saben es gastarle el sueldo al marido y “joder”.  También alguien decía que las mujeres que se quedan en la casa lo único que ganan con eso es que los maridos les “peguen cuernos” (les sean infieles para cualquier no-dominicano que pueda estar leyendo).

Me pareció muy injusto, y me explico:

1.  Lo de gastarse el sueldo de los maridos:  La mujer que decide quedarse en su casa a cuidar sus hijos y su esposo, porque así lo desea, no porque le sea impuesto y porque no tiene nada más que hacer, muchas veces es la responsable de manejar las finanzas de la casa, pagar servicios, hacer compras en el supermercado, pagar el colegio de los niños, también comprarles la ropa y cualquier otra necesidad que surja.  Ella está en la casa, ella es que sabe cuándo se daña la nevera o si el baño se tapó y hay que llamar al plomero.  Entonces esta ardua labor de administración, de no dejar que la casa se te caiga encima, y tener todo funcionando a la perfección, no es “gastarle el sueldo al marido” es administrar su casa.  (De hecho muchas veces la mujer trabaja fuera de la casa y también le toca llevar las riendas de las finanzas domésticas)

2. Tratar con ligereza eso de “pegar cuernos”, no me parece justo tampoco.  Conozco mujeres profesionales que trabajan fuera de su casa a las cuales los maridos le andan haciendo carnavales en otros cuerpos y de nada les vale a ellas traer un cheque igualito o más grande que el de los maridos a la casa, aún así les son infieles.  La infidelidad es un tema mucho más profundo o complicado que decir: “el le pega cuernos porque la tipa no esta buena, porque se puso gordita, porque no da un golpe o no produce”.  Eso es un tema antropológico, psicológico, social o como le quiera llamar, pero que va mucho más allá de si su esposa está buena o no.  Porque yo conozco unos cromos a los que les están pegando unos cuernos dignos de Rudolph el reno de Santa.

Habiendo aclarado estos dos temas, pues yo entiendo que la mujer como todo individuo (no por el hecho de ser mujer) debe prepararse para enfrentarse al mundo laboral por propia satisfacción, para su crecimiento personal,  no para “no depender de ningún hombre”.  Conozco mujeres que no tienen una educación pudiéramos decir “formal”  y son empresarias con éxito; de la misma forma que conozco mujeres con maestrías en universidades extranjeras de renombre que se están comiendo un cable.

Partiendo de esto, yo apoyo totalmente las mujeres que tienen la libertad económica (y deciden hacerlo) de poder quedarse en casa a cuidar de sus hijos y su esposo y proveer ese sentido de balance y armonía que muchas veces falta en los hogares por los afanes de los horarios complicados.  Además como están las cosas ahora dejar a tus hijos al cuidado de otra persona es un riesgo. Pero no todas las personas tienen las mismas prioridades en este sentido.  Hay mujeres que pudieran hacerlo pero deciden no quedarse y eso también es válido, todo depende de qué te brinde satisfacción.  Hay otras que no pueden quedarse aunque quisieran porque el horno no está para galleticas, y hay que salir a la calle a buscar los chelitos perdidos.

Entonces, sea cual sea tu decisión de vida en un momento determinado, eso no te da derecho a menospreciar a aquellos que piensan diferente y asumen una posición diferente frente a la vida y su realidad. 

De hecho la mayoría de las mujeres que tienen que estar fuera de la casa por motivos de trabajo prácticamente todo el día, también les toca encargarse de toooooodas las cosas de la casa, lo cual es una gran responsabilidad que no todas pueden llevar.

Particularmente yo, de verme en esa situación (no tengo hijos o esposo), escogería quedarme en mi casa, dedicarme al cuidado de mi familia de manera constante, cuidar a mis carajitos y ayudarlos con las tareas, trabajar por hobby cuando no tenga nada que hacer, lo que es muy difícil porque las madres que se quedan en casa saben que muy pocas veces están sin nada que hacer, siempre hay algo.  No es mi caso, pero sería ideal para mí poder hacerlo.  Quizás tiene que ver el hecho de que en  las oportunidades que mami trabajó lo hizo desde la casa, pero ella siempre estuvo presente para ayudarnos con todo y guiarnos independientemente de que contara con la ayuda de Isa y Julia, ella personalmente nos crió, y personalmente se ocupaba de la casa, la administración de la misma, y de su ma-ri-do.

Y como ya me dijeron por twitter que yo soy una “atrasá’ por pensar así, aprovecho para aclarar que no, que no lo soy.  Pero que si pudiera darme el lujo (porque eso es un lujo) de quedarme en mi casa y encargarme de la crianza de mis hijos de manera personal, lo haría sin pensarlo dos veces.  No porque me lo esten imponiendo, no porque en sociedades tradicionalistas esto es lo que se estila, sino porque así yo lo prefiero.

Hay una diferencia muy grande entre lo que traten de imponerme y lo que yo decida hacer. 

Anuncios

4 comentarios en “Entre quedarnos y no quedarnos… vamos en atraso? No creo.

  1. La gente no sabe lo que a veces una tiene que sacrificar porque hay que ganarse el pan, ya quisiera yo encontrar alguien a quien yo pueda administrarle el hogar y no tener que vivir lejos de mi casa para tener un trabajo digno y donde aprecien mis capacidades.

  2. En todo hay que considerar a la otra parte de la ecuación: el parejo. Hay quienes quisieran ganar suficiente para mantener un hogar solo con un ingreso y que la mujer pudiera trabajar en la administración de la casa. Hay quienes ganan suficiente para ellos pero no les da la gana de tener su mujer como una “mantenía”. Hay quienes no tienen posibilidad financiera de hacerlo, y hay quienes entienden que las mujeres en la casa se dañan. Conozco casos en todos los sentidos.

    Hay mujeres que eligieron cuidar sus hijos y su hogar y “depender” de su pareja para todo, y con el tiempo se divorciaron y ella no es ni profesional, ni sabe manejar un carro, ni tiene idea de cómo manejar una tarjeta de crédito propia.

    Hay otras que viven en la calle, trabajan má’querdiablo, son importantes y líderes y todo, pero sus hijos no la conocen.

    Y como dices, a ambas le ponen más cuernos que a los cachúas de Santiago. ¿Resumen? NO TIENE QUE VER UNA VAINA CON OTRA.

  3. Definitivamente que todo depende del cristal con que se mire, en mi mundo ideal, yo, que soy graduada de la Universidad, trabajando desde los 18 años, y con experiencia suficiente en mi area de profesion, con dos hijos, uno de 17 años y otro de 7 meses y un esposo con su empleo propio; HOY digo que quisiera estar libre de ser empleada, no de no trabajar porque creo que eso no lo aguantaria, pero si de contar con una flexibilidad para poder pasar mas tiempo en mi casa con mi familia… pero hace 10 años atras no pensaba igual (y tenia un hijo pero sin pareja), asi que TODO DEPENDE, como dice la cancion.

    Estoy totalmente de acuerdo de que “pegar los cuernos” no tiene que ver con nada de lo que una mujer haga o deje de hacer, porque ese tema complejo como dice Dora, es una dicision personal de cada individuo, a mi que no me j… con esa frase de “el hombre pega cuerno por que la mujer lo lleva a eso” mireeee….

    En cuanto a lo que dice Dario, es asi, hay que ver de que lado toca la campana, porque como dije arriba, todo depende, hay de todo tipo de personas y de situaciones.

  4. Siempre he admirado a las mujeres que realizan el rol de amas de casa y todo lo que esto implica, no es lo que sueño para mi, ni me visualizo desempeñando solo ese papel pero por todo lo que explicas en el post, lo respeto mucho por que no es fácil y no es algo para tomarse a la ligera.

    Como bien dices aquí lo importante es que la mujer tenga la libertad de elegir lo que quiere hacer con su vida, sin imposiciones de nadie ni presiones. Esta decisión es algo personal y punto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s