El Momento de la Verdad

Lo que yo pienso...o lo que tú crees... jummmm

Hace unos días hablaba con mi amigo Darío, y me tomo el atrevimiento de decir “mi amigo” porque aunque no nos hemos visto, el twitter y las demás redes sociales hacen que uno vaya conociendo a las personas hasta ese punto, el caso es que casi siempre mantenemos conversaciones muy interesantes y sobre diferentes temas, pero el otro día en específico hablábamos sobre lo que era el “momento de la verdad” cuando un hombre y una mujer estan en la etapa de “conocerse” en el sentido bíblico de la palabra.

Yo le comentaba a Darío que desde mi punto de vista, que no necesariamente debe ser el de todas las mujeres, y como gordita que soy (aunque usted me vea flaca, déjeme explicarle algo: once a gordita, always a gordita), el momento de la verdad es cuando uno llega al ineludible momento en que tiene que quitarse la ropa por primera vez delante del individuo en cuestión.  Yo le decía: “Lo más difícil es quitarse la ropa, después de ahí uno ya uno no puede echarse para atrás… si ya uno se encueró hay que darle para allá y gozarse la vida!  Uno no puede andar con pudores fuera de lugar cuando ya se quitó la ropa de encima”.

Me explico, es que en ese momento se van a pique los wonderbras, los skinny jeans en el suelo ya no nos sirven de nada, y el maquillaje después de par de estrujones ya es sólo una muestra de lo que era.  El “desgreñe” no se hace esperar, y todos aquellos trucos embellecedores a los que las mujeres recurrimos sobre todo en el momento en el que somos cortejadas por algún varón de interés… pues se van al carajo… y en el subconciente comienza uno a maldecir todos los jodíos espejos que pudieran haber en el lugar (en caso de que la hayan llevado a la “ciudad del amor”).

Pero yo no estaba al tanto de lo diferente que es esto para los hombres, ya que Darío me comentaba que para ellos es muy distinto (bueno, asumno que habló desde su punto de vista, claro está).  Para ellos el momento de la verdad es el momento del primer beso o intercambio de caricias leves, porque si en ese momento su desempeño no es bueno, automaticamente se le cierra el acceso a otro tipo de intimidad.  Y yo no lo había visto así, pero es totalmente correcto, porque si con los besos y caricias iniciales el hombre no logra “emocionar” a la mujer, el camino a “Gozaland” queda totalmente cerrado, de hecho y pensándolo bien, si un pana falla en eso, es muy difícil que la mujer vuelva a pensar en aceptarle otra invitación.

Qué entienden ustedes… estamos totalmente equivocados o irónicamente en lo correcto?

Anuncios

2 comentarios en “El Momento de la Verdad

  1. jajaja creo que las dos cosas, Dario se ve que es “un muchacho bien” porque yo he escuchado muchas versiones de hombres sobre el tema pero esa es muy poco frecuente, para aquellos que te comento no importa si la primera etapa “el beso y las primeras caricias” hayan pasado con exito si el objetivo es llegar el momento “sin ropa”, ya que el hombre es muy diferente a la mujer (eso es obvio aunque muchos no lo entiendan) y cuando el hombre se propone “quedar sin ropa” puede que ni este viendo bien si esa “joven” tiene mucho ferre o si todo fue un engaño de super bras y demas,es mas hay algunos que alegan que solo las vienen a ver bien cuando todo termina (que momento), pero si estoy de acuerdo Yo, en lo particular con Dario, ya que para MI ese es EL MOMENTO, si ahi no prende pues no habrá happy ride.

  2. Por supuesto que he hablado de mi experiencia personal y con mi punto de vista que bien puede no ser compartido nada más que por mí solito.

    Yo creo que ese momento, cuando se rebasa la barrera (imaginaria, quizás) donde los amigos dejan de ser amigos para ser otra cosa que no sé cómo se define, pero que queda un poco antes que pareja, es el momento crítico.

    Lo digo porque en mi opinión (nuevamente) no necesariamente un beso, una caricia íntima o algo como lo que normalmente se le llama “samamiento” implica que va a pasar de ahí, o que se llegará a tener una relación de pareja. Claro, tampoco es que uno anda “chuliándose” continuamente… qué vaina, ya me estoy enredando…

    Nada, que para mí sólo se llega a segunda base luego de pasar por primera, y no hay tercera sin segunda y primera, y definitivamente NADIE conecta jonrón sin recorrer las bases.

    (Por eso es que digo que el béisbol sirve para explicar la vida).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s