Las Crónicas de Lola: El pretendiente no tan pendiente

Estamos intercambiando presencia por BBsencia

Mientras acompañaba a Fina a hacerse un manicure y de paso se daba “trato” en las manos propias, Lola reflexionaba sobre la inmortalidad del Cangrejo, trataba de entender el vestido de Miralba en el Cassandra, y su similitud a las fundas plásticas azules de Plaza Lama, y decifrar qué le vió Denisse Quiñones a Frank Perozo….

Cuando es interrumpida de tan profundos pensamientos por Fina, que estaba loca por “galletear” a la china, que en realidad era vietnamita y se armaba la del carajo cada vez que alguien le decía “china”, porque cada vez que Fina le decía algo, ella se ponía a murmurar en “chino” (que en realidad es vietnamita) con la de al lado, que aunque uno no entienda sabe que le están dando una acabada en su propia cara y con ventaja porque si uno las insulta en español ellas entienden.

– Ven acá Lola… y qué de la vida de Ramón? 

– Ayyyy Fina pero ese murió en la página 20, mi amor…

–  Pero y qué pasó?  Por qué?  Tan interesado que estaba él…

Lola después de soltar un suspiro digno de Alicia Silverstone en Clueless (si usted no tiene edad para saber eso, hága el favor de dejar de leer el blog), inicia su “desahogo espiritual”.

–  (Sigh!)  Ayyyy amiga es que los hombres han cambiado tanto… es que la tecnología ha modificado todo esto del cortejo y se ha dejado de lado el romanticismo y los detalles por asumir este nuevo “mueleo cibernético”…

–  Lola deja tu show, que tú te la pasas pegada a la blackberry día y noche… así que no vengas ahora a salirme con eso…

–  Ayyyyy es que tú no entiendes no tiene que ver con Blackberrys, iPhones, Androids y demás…

Y se para de la silla cuál Molly Ringwald en Pretty in Pink, cuando Andrew McCarthy la dejó esperando para el prom dance (de nuevo, si usted no sabe qué es eso, deje de leer).

–  Es que se ha perdido todo… ya no hay llamadas telefónicas de dos y tres horas… hay bbchateo, que no es lo mismo ni es igual.  Ya se perdió eso de recibir una llamada en martes para invitarte a cenar el sábado… de forma que uno se pasara toda la semana pensando y esperando el sábado y sin saber qué ponerse.  Ahora el sábado a las 9:00, te suena el BB con un “en qué tú ta? Arranca pa’ Grappa que ‘tamos con los muchachos bebiendo”  O sea…. cómo así???  Dónde está la muestra de interés??? Dónde ha quedado el romanticismo?? Dónde esta la consideración y la galantería???  Esto es un desastre, el acabose, el deterioro de la sociedad, el final de la humanidad como la conocemos!!!!!

En este momento ya hasta las dos chinas (que en realidad son vietnamitas) habían dejado de acabar a Fina para prestar atención, porque seamos honestos el “comeboquismo” es uno de los deportes predilectos de los dominicanos… y cualquier otro extranjero que se haya “aplatana’o”

–  Es que Fina… explícame cómo puedo yo entusiarmarme con un hombre que entiende que una felicitación por FB el día de tu cumpleaños es más que suficiente?  Y dime materialista… pero que ni un regalito te haya dado?? Aunque sea un cacaíto o un dulce de leche cortada de Turey?? Noooooooo…. ahora te dan un wink en Facebook, un mention en twitter y te mandan un emoticon con un happy face pendejísimo dando un abracito por BBm.  No fuña nadie…

– Ah bueno Lola, pues debo decirte que tú estás destinada a fuñirte… ya eso no se usa.

–  Pues no! Me resisto a creer en que no hay esperanzas para mujeres como yo, que crecimos de la mano de Topacio, a quienes Corín Tellado ha marcado para siempre… mujeres que creemos en la cursilería de una rosa (pero por favor no sea rullío.. que no sea de la 27 con Lincoln, si va a llevar sólo una, que por lo menos sea una rosa importada de Ecuador), debe haber un lugar donde los hombres todavía no hayan perdido la esencia de cómo cortejar una mujer de manera galante.

Fina ya dándose por vencida, porque total nunca ha podido ganarle un argumento a Lola, se resigna.

– Lola… y dónde pretendes encontrar uno así?

–  Jummmmm…. la verdad no sé… pero te apuesto que There’s an app for that.

Anuncios

13 comentarios en “Las Crónicas de Lola: El pretendiente no tan pendiente

  1. Tú crees Grimaldy? No será muy canson para la gente leer un post más largo, porque honestamente yo siempre me limito, si fuera por mí, serían más largos…

    Gracias por leer pero sobre todo por dejarme comentarios!!

    🙂

    • Yo soy un enamorado de las buenas historias, llenas de detalles, adjetivos, torceduras y vericuetos. Esta Crónica pudo ser más larga, puede ser un cuento corto si quieres… pero así te salió, así la bendigo. Así como la pobre Lola no encuentra un amor de rosa de Ecuador, ya tampoco aparecen lectores de textos bien detallados. A mí me importa un carajo, escribo extenso, y así me gusta. Total, yo soy mi principal público. 🙂

  2. Jajajaja, pero Grimaldy, mis posts son larguísimos, vete para allá a leer. Esto está genial, Dora! De verdad que me identifico mucho, y me han echado en cara más de una vez que un chateo NO es una llamada, y que no se puede andar felicitando por Facebook como si eso bastara… 😦

    Pero esta, sin dudas, es la Crónica de Lola que más me ha tocado, que más me ha sacudido. Genial, genial, genial. Pobre Lola… de verdad que la comprendo y si yo pudiera le hiciera caso, pero la vaina es que yo también estoy contaminado de la BBmanía. 😦

    Pero si ella quiere, que me añada al BBM, mi BBPin es 2223118A. 🙂

  3. Ventajas:
    – Un BBM es más económico que una llamada.
    – Si por tu mala suerte debes “cortejar” una diferente cada mes, eso daña la imagen. Mejor bibeo.
    – Lo que más hay es “gente” que quiere usar al otro, “ponernos rápido”, porque uno dizque “no camina”

  4. M. dijo:

    La verdad es que yo estoy jodida.

    No. No en el aspecto romántico. Me acabo de enterar antes de ayer que mi super mega maxi ultra hyper amado teléfono no está siendo producido por el momento debido a que Dell compró la empresa (tengo un Palm Pre) y no hay NADA que me pueda consolar.

    Estuve viendo el catálogo de teléfonos que me ofrece mi carrier de telefonía celular y NADA me interesa. Quiero algo touch, pero que tenga teclado. Y no quiero un teclado “de lao”, me gusta el que tengo que es “derecho”. No quiero un BB Torch, porque tiene malísimos reviews y porque no quiero BlackBerry.

    Es a joderme que voy. Tendré que aguantarme hasta que a Palm le dé la gana de sacar otro que me guste. Y en noviembre se supone que tengo que cambiarlo (por el contrato)… y yo desde ahora estoy sufriendo. NO QUIERO UN BLACKBERRYYYYYYYYYY!!! Los odio, con el teclado afuera, la pantalla chiquita y el botoncito raro del medio… no quierooooooooooooo!

    En fin, que yo soy feliz porque tengo un hombre chapado a la antigua en esas cosas del romanticismo y que no deja morir el amor (con todo y que vamos para 13 años de relación, de ellos ya 11 y pico de casados): recibo llamadas todos los días, recibo flores de vez en cuando y me regalan lo que me gusta (pequeñas cosas: un heladito, un masajito, un gift card para hacerme el pedicure, un besito, etc.)…

    Pero insisto. No quiero un BB.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s