Las Crónicas de Lola: La Pijamada y el Significado de la Vida

El pasado fin de semana Lola le había prometido a sus dos sobrinas que les iba a dedicar el fin de semana y que iban a hacer una pijamada el sábado por la noche.  Todo aquel que ha compartido con niños sabe que lo peor del mundo es decirle a un niño «tal día haremos tal cosa » porque eso es seguro que se va a pasar la semana entera preguntando que cuánto falta para que llegue el día, que a qué hora es, hasta el punto del cansancio (de uno obviamente, porque ellos no se cansan) y hasta de uno arrepentirse de ponerse a estar inventando vainas.

 

Lola agarra sus princesas y se va para el supermercado “porque hay que comprarlo que vamos a cocinar para la cena”, después de un lío en el súper porque a Carina se le ocurrió que ella quería un libro y que había que comprarle un libro, sin que valieran explicaciones de que su mamá le había comprado un libro el día anterior y que eso no es verdad que cada vez que uno sale con ella hay que comprarle algo obligado, y gritos como que mínimo ella estaba parada encima de un hormiguero, se regresaron a la casa para cocinar e iniciar la tan esperada Pijamada.

 

Pero qué ingenua Lola de pensar que el asunto iba a ser simplemente cenar y acostarse a dormir… Nooooo, la vida, como siempre tratando de ejercitar la paciencia de los seres humanos, tenía otros planes.  A Carina se le quedó la pijama en su casa, razón suficiente para que Lulú comenzara a darle cuerda porque ella tenía pijama y la otra no.  A Carina le dió cuerda y le voló arriba, Lola se mete en el rebú y le dice a Carina que le va a prestar una camiseta para que duerma con ella…. Je! Ahí empezó otro rebú cuando Carina comenzó a darle cuerda a Lulú porque «yo tengo una camiseta de tía y tu no».

 

Tiempo después y resuelto el problema, ya acostadas en la cama se inicia la siguiente conversación:

 

          Lulú :  Tía Lola, dónde está tu papi?

          Lola :  Mi papi está en el cielo.

          Carina : Y cuando tú te vayas para el cielo, lo vas a ver?

          Lola :  Claro él nos está esperando allá.

          Lulú :  A mí no, porque yo no voy para allá, yo no voy a crecer porque yo no me quiero morir.

          Carina:  Tú si eres bruta, todo el mundo se va para el cielo.

          Lulú :  Y en el cielo hay casas, carros y matas y perros y gatos?  El Sr. Nilson y Cosmo están en el cielo también?

          Lola :  Claro, además en el cielo hay de todo igual que aquí.

          Carina :  Yo creo que es mejor que aquí porque me dijo mi profe que el que se va para el cielo después no vuelve.

 

Silencio.

 

          Carina :  Tía, por qué las hermanas de Cenicienta eran malas ?

          Lola :  Yo no sé, hay veces que algunas personas son malas.

          Lulú :  Yo creo que ellas le querían quitar el novio a Cenicienta

          Carina :  No creo porque cuando Cenicienta conoció al Príncipe ya ellas eran malas.  Yo creo que es que Cenicienta es más bonita, por eso no la querían.

          Lola :  Puede ser.

          Lulú :  Tía, cuándo tú vas a tener un novio?

          Carina :  Pero el novio de tía es Rafael Nadal

          Lulú :  Yo sé, pero es uno que viva aquí.

          Lola :  Bueno eso está difícil porque yo no levanto ni la más mínima sospecha.

          Lulú :  Sospecha?

          Lola :  Quiero decir que nadie me ha pedido que sea su novia.

          Carina :  Tía, pero eso es muy fácil, pregúntale tú a un amigo tuyo y ya.

 

Otro Silencio.

 

          Lola : Bueno, vamos a dormir, la próxima vez, para compartir mejor las voy a invitar a comer helado.

          Carina :  y por qué no vamos mañana ?

          Lola :  Porque yo no tengo dinero ahora. 

          Lulú:  Yo sé qué hacer para tener dinero.

          Lola :  El qué ?

          Lulú :  Ahorrar en la alcancía !

 

 

El plan de Lola era acostarse con ellas hasta que se durmieran y después salir, pero entre conversaciones y conversaciones resultó tan enriquecedor ver la vida a través de los ojos de ellas, es un punto de vista tan simplista como refrescante, que hizo a Lola pensar en que quizás los adultos se complican la vida demasiado, quizás para encontrar respuestas a cosas como la muerte,  encontrar la pareja adecuada o la fórmula para encontrar el éxito económico lo único que tenemos que hacer es preguntarle a un niño.

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Las Crónicas de Lola: La Pijamada y el Significado de la Vida

  1. laura dijo:

    yo ya kiero cer grande kiero poder acer lo k no puedo acer pekeña ejemplo: salir sin pedirle permiso a mi mama kiero tener mi propio carro kiero ser profecional kiero tener mi casa kiero ir a las discotecas antros ect pero eso ay k esperar para tener todo eso asu debido tienpo

    ok bay

  2. Carolina Estévez dijo:

    Waaaooo lindos recuerdos me trajo leer esta crónica ya imagino la carita de fresca de Carina y la calidez de Lulú y volver a mi memoria los personajes Sr. Nilson y Cosmo….que bien que ya las princesas son una maravilla de consejeras…

    Love them all

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s