La vida no es un relajo.

Voy a citar a mi a mi amigo Hipólito cuando dice : «hay gente que piensa que la vida es un relajo».  Y está totalmente en lo cierto.  Y conste que no lo digo por la gente que deliberadamente actúa de esa forma, sino porque inconscientemente en ese grupo estamos en alguna medida incluidos todos.

 

Uno trata de mirar a ambos lados antes de cruzar la calle, de no meterse en colmadones y lugares así para que no se le vaya a pegar un tiro.  Uno le dice a los niños que no se bañen en la playa después de comer, si llueve tratamos de no mojarnos, básicamente hacemos lo que esté a nuestro alcance para mantenernos bien, en salud y a salvo, pero hay cosas que no se pueden predecir.

 

Con esto de que a mi hermano le dio un infarto la semana pasada (ya está bien, en su casa, gracias a Dios), yo me he puesto a pensar un viaje de cosas, no de esas cosas tipo existencialismo barato disfrazado de sentimentalismo, sino cosas prácticas.  Para esto les pongo el ejemplo de mi hermano:

 

Un hombre joven de 37 años, casado con dos niñas, sin problemas familiares, que trabaja y hace lo que le gusta, se acaba de comprar un carro o sea que problemas económicos realmente no tiene.  Tiene sus juegos de softball los viernes y hace par de meses cuando le extirparon la vesícula que le hicieron todos los estudios para la cirugía y demás análisis, pues salió todo bien.  Martes en la tarde, le da un dolor, va él mismo a la emergencia de la clínica, le dicen “Don, pero a usted le está dando un infarto”; y no han pasado dos horas desde que le dio el dolorcito cuando lo tienen en cuidados intensivos conectado a varios aparatos.

 

Y he aquí mi punto, lo que me puso a pensar….. uno es joven, uno no necesariamente tiene un plan de contingencia para esas cosas.  Bueno sí, la mayoría de nosotros tenemos un seguro de vida, pero lo más seguro usted lo tiene (al igual que yo) porque la compañía para la que trabaja le ofreció uno en su paquete laboral, y seguramente no tiene un gran monto asegurado.  Asumimos que como somos jóvenes no nos vamos a morir ahora y tenemos suficiente tiempo en el futuro para ahorrar para la educación de los hijos (que si le salen unos carajitos plásticos y medio jedionditos seguro que van a querer ir para UNIBE y ellos subieron el cuatrimestre a 50 mil pesos, imagine en 20 años cómo estará eso); ahorrar para cuándo ya no podamos trabajar, no nos hemos preocupado por adquirir un seguro de vida Poderoso, porque aunque uno sea soltero, tiene a su mamá o a alguien que depende de uno. 

 

Quién se va a hacer cargo de nuestras responsabilidades cuando nosotros no estemos?  Cuándo somos lo suficientemente “viejos” para comenzar a pensar en esas cosas?  Al fin y al cabo no sabemos cuándo nos tocará firmar con los cardenales.

 

Qué se yo, a mí me dio con pensar en eso, quizás cosas demasiado mundanas para un momento de crisis familiar, pero yo soy medio práctica en muchas cosas, y ahí estaba yo, fuera de la unidad de cuidados intensivos, pensando en que teníamos que sacar a mi hermano de esa clínica tan mierdosa, y moverlo a un sitio especializado (algo que después hicimos), que teníamos que ir pensando en buscar los cuartos de los gastos médicos (que no son nada baratos),  que me iba a conseguir un seguro de vida bueno porque yo tengo que dejarle algo a la doña, que me iba a preocupar por resolver mis asuntos para no dejarles problemas a nadie, y que de paso se lo iba a sugerir a mi hermano porque uno nunca sabe.

 

Por otro lado, mis amigos me relajan mucho porque yo vivo diciéndoles que los quiero a veces salido de la nada, pero si hay cierto es precisamente la incertidumbre de no saber hasta cuándo nos estaremos viendo y no quiero que se me olvide decirles que los quiero.

 

Y nada… hasta la próxima.

 

Los quiero!

 

Anuncios

Un comentario en “La vida no es un relajo.

  1. Pily dijo:

    Por eso es que uno no debe volverse loco gastando dinero cuando uno no es rico, yo por eso siempre pienso en mis ahorros, porque a la hora en que a mi, a mami, a papi o alguno de mis familiares y amigos les de una vaina que haya que resolver con dinero, ahi estan los ahorros.

    Hace un tiempo atras yo vivia comprando ropa y zapatos y de bonche todo el tiempo, pero llego un momento en que me puse a pensar en que ya no tengo 20 y que no vengo de una familia adinerada, que todo en la vida lo he conseguido en base a mi trabajo y esfuerzo, y que, a la hora de la verdad, soy yo la unica responsable de mi, por lo cual decidi tomar las riendas en el asunto y ponerme a ahorrar. Tampoco es que uno se vuelva “codo”, pero si limitarse un poco en los gastos innecesarios. Hay que pensar en el futuro.

    PS: Que bueno que ya tu hermano esta en tu casa, con su familia, ahi se mejorara mas rapido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s