The Mitchell Report o una Cacería de Brujas

Desde hace unos años se viene hablando mucho de lo mismo y dándole vueltas al asunto con tal de no “entrarle” de lleno a la cosa.  Hablar del consumo de esteroides o consumo de otras sustancias para mejorar el desempeño en los deportes es algo que va muy atrás, desde que las exigencias en el desempeño crecieron y el miedo a perder una carrera o a ser un atleta promedio los impulsó a buscar ayudas “artificiales”… eso no es nuevo, eso no es de ahora. 

En Rusia los levantadores de pesas los están tomando desde inicios de los años 70’s, recuerden el escándalo de Ben Johnson cuando fue descalificado en 1988, al ganar la competencia de 100m en las Olimpíadas estando dopado.  Más recientemente Marion Jones, y todavía más reciente el lío de Barry Bonds con el asunto de perjurio, que es un delito federal en los EEUU. .

Pero yo me voy a centrar en el Reporte Mitchell y lo que este reporte desea demostrar.  Es supuestamente una investigación sobre el uso de sustancias para mejorar el “performance” y sustancias ilegales, conducida por George Mitchell.  Pero yo tengo mis dudas y mis reservas en cuánto a los resultados arrojados por el mencionado reporte: 

El reporte estuvo centrado en investigar a los jugadores no el rol que tuvieron los equipos.  Me explico:  El equipo te exige que seas el mejor, que seas competitivo, y hasta la prohibición por MLB de estas sustancias, pues su consumo era permitido.  Qué si era hacer trampa?  Pues sí, en cierto sentido.  Qué no era ético?  Pues tampoco.  Pero tampoco era injusto, porque no era un sólo jugador…. yo me atrevería a decir que un gran porcentaje de los jugadores que han pasado por la MLB en algún momento han consumido esteroides o HGH.  Entónces nombrar 15 ó 20 jugadores como consumidores, ESO si que no me parece justo.

La Asociación de Jugadores (Players Association), desmotivó a los jugadores a cooperar con la investigación.  La Asociación envia un comunicado a los jugadores diciendo que aunque Mitchell asegura que habrá confidencialidad en el reporte, que en realidad Mitchell no puede garantizar que estos datos sean utilizados en una investigación federal.  No sé si recuerdan los supuestos tests anónimos y confidenciales que se hicieron en el 2003 y al final terminó con que una lista de jugadores que resultaron positivos fuera entregada al gobierno como parte de la investigación BALCO.  Entónces cómo carajos van a culpar a Clemens de que no quiso cooperar con la investigación, si ellos mismos alientan a no cooperar y cuando se tiene el precedente de lo que pasó en el 2003????

En una industria tan grande como es la MLB con tantos jugadores y empleados, sólo se entrevistaron a dos jugadores activos (Frank Thomas y Jason Giambi, que admitió haber consumido esteroides).  De 500 exjugadores contactados, solo fueron entrevistados 68, y tres otros fueron entrevistados por medios legales.  En total si incluimos a los asistentes, entrenadores, personal de seguridad, médicos, managers y oficiales, se suman un total de 550 entrevistas.

Entónces…… de una investigación deficiente, sin muchas bases concretas, con muchos argumentos pero pocas pruebas, puede desprenderse que sólo una pequeña lista de jugadores son consumidores?   Más aún señalar a aquellos que estamos seguros que han utilizado estas sustancias, pero también señalar a otros por mera especulación?  dañar reputaciones, tronchar caminos directos al Salón de la Fama, cuando usted no tiene una prueba sólida?

Cómo se le paga a los jugadores el haber levantado un negocio, una industria que luego de la huelga de 1994 se recuperaba lentamente y que logró salir adelante y estabilizarse definitivamente gracias a McGwire y Sosa y su competencia de homeruns en el 1998, que pusieron el entusiasmo y llevaron a los fans a los estadios, dándonos un verano difícil de olvidar? 

O sea, no me malinterpreten… yo estoy clara, eso de las sustancias para mejorar el desempeño es un negocio, que digo negocio… un negociazo.  Pero si usted va a presentar un reporte al público, al gobierno, a los fans, a los jugadores, en fin, al mundo entero… haga algo con valor, algo apoyado en unas bases sólidas, una investigación completa, no un ensayo de algo que pudo ser un intento valioso para sanear el deporte que frente a mí se ha convertido en una simple cacería de brujas donde es necesario nombrar a alguien, donde es necesario demostrar que esta investigación tenía un objetivo y arrojó un resultado, donde era necesario hacer valer los millones que se invirtieron, aunque fuera para decir que Fulano o Sutano, hace 10 años se inyectaron esteroides (aclarando que hace 10 años esto todavía no estaba prohibido), y quienes lo hicieron fueron sus entrenadores, compañeros de equipo, y demás.

Para mí este reporte se caerá con el tiempo.

Anuncios

2 comentarios en “The Mitchell Report o una Cacería de Brujas

  1. ayleen dijo:

    Para mi esto es una historia sin fin, no hay forma de parar esto, las personas reaccionan de manera distinta a la presion y si un deportista para garantizar su trabajo, record lo que sea, se quiere ayudar quimicamente, bueno ese es su problema, y no hay forma de evitarlo por mas controles siempre aparecerá un fármaco que no puede ser detectado. Lo que es igual no es ventaja, que lo hagan legal y pto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s